"Deléitate en el Señor, y el te concederá los deseos de tu Corazón". Salmo 37:4

viernes, 12 de abril de 2013

✿ Las Semillas...


En este dia quiero regalarte varias semillas, para que te vuelvas un sembrador, espero que no pierdas el interés de sembrarlas, o de mantenerlas contigo.
Te regalo la semilla del crecimiento, para que puedas crecer a tu ritmo y no al ritmo de los demás, crece siempre con orgullo y no te arrepientes de ver de donde vienes y que cuando llegues a donde vas, no olvides el camino que recorriste.
La semilla de la confianza, para que siempre tengas confianza en ti mismo, para que intentes realizar lo que en tu mente tenga límites, sin temor a fracasar, recuerda, nadie nace aprendido, y cualquiera puede llegar a hacerlo, siempre que haya interés en realizarlo.
Recuerda que la semilla del entusiasmo viaja contigo, porque todo se debe hacer con alegría, y no temas compartirla, porque ella se puede multiplicar y hacer grandes cosas.
La del humor, ciertamente es buena, más sin embargo, hay que tener campos apropiados para sembrarla, y tiempo para disfrutar de ella, recuerda, no todo es risa, y sin alegría no hay vida.
Te doy la semilla de la humildad, pero para que crezca fuerte y grande, es preciso cuidarla, y mantenerla siempre a la vista, para no perder el norte de nuestra vida, y que como humanos podemos fallar, y es preciso reconocerlo, no es bueno saberlo todo, pero si saber de todo, recuerda que sin ella te volverás vano, prepotente, arrogante y todos tus valores y respeto hacia ti mismo no valdrán nada.
La semilla del amor, ni cuenta te distes, cuando ya estaba sembrada, ella te guía tu alma, tu vida, tu espíritu y dicta el camino que tu corazón debe seguir, aunque a veces produce ramas con espinas y frutos amargos, que son tan dolorosos que te hacen sufrir, y pueden herir tu corazón, otras veces te dará frutos sanos, con ramas tan frondosas que te dé abrigo y protección, y que puedes vibrar de la emoción e inclusive llorar, mantenla siempre viva, aunque haya momentos que no desees poseerla.
Una de esperanza no esta demás tenerla, porque los caminos por recorrer son inciertos, y para creer hay que tener esperanza.
Junto a todas estas semillas agrégales a cada una, una de fe, para que nuestro DIOS te acompañe en todo momento y si llegas a sentirte sólo, frótala en tus manos para no desfallecer, recuerda que sin fe no hay esperanza.
Y así… Mientras crece, puede ser que a tu alrededor lleguen más semillas, inclusive de otra especie, piensa siempre antes de sembrarlas cual te puede servir, y puede producir buenos frutos.

Por: Autor Desconocido

No hay comentarios:

Publicar un comentario

✿ Espero que te haya gustado esta entrada y te haya sido de gran Bendición para tu vida. ✿ Dios te Bendiga Hoy y Siempre ✿

¿Que Ha Hecho Dios En Tu Vida? ♥

✿ Suscribete y Recibirás mis Actualizaciones ✿