"Deléitate en el Señor, y el te concederá los deseos de tu Corazón". Salmo 37:4

lunes, 28 de octubre de 2013

¿Dónde podremos encontrar Paz?

CRÓNICA DE UNA LIBERTAD PROMETIDA (2/2) - [b]INTERPRETACIÓN DE LO QUE PASÓ: Lo que ayer tuvo fue una visitación de Dios en su casa y le dejo percibir a sus ángeles, ellos fueron para darla de alta como guerrera aprobada, el libro y la pluma es donde Dios anota a través de sus ángeles a sus guerreros levantados, asigna dones y unción poderosa para ministrar, sanidad, liberación, revelación, discernimiento, visión y principalmente salvación. La charola de plata es la provisión y cobertura de Dios, es el reflejo de Cristo en usted, la manzana representa la provisión del alimento espiritual de Dios con sabiduría y entendimiento, las monedas son la provisión a sus necesidades por parte de nuestro padre celestial, son bendiciones enviadas por Dios, la hoja con contiene su nombre y propósito que Dios tiene para su vida. Breve Aclaración: La mujer de la cocina es el espíritu de la depresión que ya está fuera de su vida, ya no puede hacer nada, por eso se fue y desapareció de su vista, luego las lenguas y ministración fueron para que Dios le mostrara su presencia. "Conoceréis la Verdad, y la Verdad os hará Libres..." Juan 8:32 Conviene que yo declare las señales y milagros que el Dios Altísimo ha hecho conmigo. ¡Cuán grandes son sus señales, y cuán potentes sus maravillas! Su reino, reino sempiterno, y su señorío de generación en generación. Daniel 4:2-3 ----------------------------------------------------------------------------------- Canción: ARREBATO de Nancy Amancio Albúm: Estableciendo tu Reino Aunque se levanten mil gigantes contra mí no temeré El enemigo no podrá tocar mi fe Porque Dios me ha cambiado el nombre y me hizo su hija Y hoy soy cabeza y no cola Y ahora vivo de gloria en gloria CORO Hoy me apodero de lo que me mi me pertenece Lo que me has quitado me lo devolverás con creces Porque Dios me hizo su hija, y con los hijos de Dios nadie se mete Hoy me apodero de lo que me mi me pertenece Lo que me has quitado me lo devolverás con creces Es que Dios me hizo su hija, y con los hijos de Dios nadie se mete El me hizo coheredera juntamente con El Y me ha dado el poder para atar y desatar Y declarar una palabra que cambie tu generación Y hoy declaro que él te devuelve lo que te robo CORO Yo te arrebato mi familia Yo te arrebato mi salud Yo te arrebato los tesoros de los cielos que pertenecen a mi casa Arrebato, arrebato, arrebato todo lo que es mío Arrebato, arrebato, lo que es mío, lo que es mío [u]A JESUCRISTO SEA TODA LA HONRA, TODA LA GLORIA, TODO EL IMPERIO, TODA LA MAJESTAD, TODA LA POTENCIA, TODA LA ALABANZA. Amén[/u][/b] - FotologNo se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús. Filipenses 4:6-7

 Sentada frente a mí, con el rostro enrojecido por las lágrimas y la voz entrecortada por el dolor, me preguntó en un lamento: “¿Dónde puedo encontrar paz. . Su matrimonio estaba en ruinas, a punto de venirse abajo; sus hijos iban y venían, del hogar de los tíos al de los abuelos, sin estabilidad física ni emocional.

Ella, por su parte, también iba de un lugar a otro mientras cargaba su dolor. En aquel momento no supe qué decirle; pedí al Señor que me diera entonces alguna respuesta. Sin embargo, nada sucedió. El plan de Dios era otro.

Lo que nos provee paz no es la ausencia de problemas y de dificultades, sino más bien la actitud que tenemos frente a todo ello. La confusión mental que nos produce una crisis, podría hacer que nos veamos sumidas en un caos generalizado.

Cuando las facultades físicas, emocionales y espirituales, se ven perturbadas, podríamos muy bien llegar al límite de nuestra capacidad de resistencia.

Ahora, después de haber podido reflexionar por largo tiempo en todo lo anterior, se me ocurre una respuesta a la pregunta que me hizo aquella mujer, y que no supe darle en su momento. Únicamente podemos encontrar la paz en Dios, y florecerá en nuestro interior, a pesar de los problemas que enfrentemos en determinado momento. Nuestro Señor Jesucristo nos dejó un mensaje especial al respecto: “La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden” (Juan 14:27).

Nuestro fundamento reside en el poder de Dios y en su deseo de otorgarnos protección permanente y constante. Para recibir la paz de Dios, antes tenemos que pedirla con fe y permanecer en quietud para que él pueda actuar. Si nos movemos, si nos agitamos, corremos el riesgo de desconocer la voluntad divina y tomar decisiones contrarias a lo que él tiene preparado a favor nuestro. Bien nos lo dice el salmista: “Quédense quietos, reconozcan que yo soy Dios” (Sal. 46:10).

Amiga, no importan las circunstancias de este día. Enfréntalas con la paz de Dios y sé feliz.

LECTURAS DEVOCIONALES PARA LA MUJER

No hay comentarios:

Publicar un comentario

✿ Espero que te haya gustado esta entrada y te haya sido de gran Bendición para tu vida. ✿ Dios te Bendiga Hoy y Siempre ✿

¿Que Ha Hecho Dios En Tu Vida? ♥

✿ Suscribete y Recibirás mis Actualizaciones ✿