"Deléitate en el Señor, y el te concederá los deseos de tu Corazón". Salmo 37:4

jueves, 30 de enero de 2014

El camino del Señor

“Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”. Proverbios 22:6.

Cuando era joven soñaba con el hogar que deseaba formar, y oraba mucho para que ese sueño se hiciera realidad. Mi niñez y adolescencia habían sido difíciles, e interiormente anhelaba tener un hogar cristiano y feliz, que tuviera a Jesús como centro.

Pasé por situaciones terribles hasta que Dios puso en mi camino al hombre de mis sueños: cristiano ferviente y con un anhelo semejante al mío. Juntos, fundamos un hogar feliz, que Dios bendijo con la llegada de una niña primero, y luego de un varón.

A mi esposo le encantaba jugar con nuestros hijos como un niño más, y eso fue muy importante para ellos. Mientras fueron pequeños yo no trabajaba fuera de casa, pues sentía que ellos me necesitaban tiempo completo.

Me gustaba observar sus progresos: cómo aprendían a vestirse, a calzarse, a valerse por sí mismos. Era vital para ellos adquirir independencia -con un poco de ayuda-, y a medida que crecían les delegábamos mayores responsabilidades.

Deseábamos intensamente que conocieran a Jesús y tratamos de ponerlos en contacto con él desde antes de nacer. Los cultos de la mañana y la tarde eran citas de honor, y apenas tuvieron capacidad para ello, comenzaron a participar.

Con mi esposo siempre tratamos de evitar los desacuerdos en presencia de nuestros hijos y decidimos que, jamás, ninguno de los dos desautorizaría al otro. Por momentos no fue fácil, requería mucho control y mucha oración.

La disciplina también fue muy importante, y comenzamos a aplicarla desde que nacieron. La administramos con amor y oración, siempre dependiendo el Señor. Los niños debían tener claras las normas de convivencia, y estar seguros de que estaban fundamentadas en el amor a Jesús y debían ser obedecidas.

Por la gracia de Dios, nuestros hijos crecieron armoniosamente, estudiaron carreras de servicio, formaron hogares cristianos y siguen la misma línea de disciplina con sus propios hijos. Guiar a nuestros hijos en el camino del Señor fue la tarea más sagrada que enfrentamos como padres, pero la promesa divina se cumplió inexorablemente: “aun cuando fuere viejo, no se apartará de él”.

Mary Nikolaus de Vergan, Argentina

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014

DE MUJER A MUJER

Parábola de las diez vírgenes

Mateo 25
1 Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo.
Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas.
3 Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite;
4 mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas.
Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron.
6 Y a la medianoche se oyó un clamor: !!Aquí viene el esposo; salid a recibirle!
7 Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas.
8 Y las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan.
9 Mas las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas.
10 Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta.
11 Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: !!Señor, señor, ábrenos!
12 Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco.
13 Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir.

miércoles, 29 de enero de 2014

Como barro en manos del alfarero

“He aquí que como el barro en la mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano”. Jeremías 18:6.

Como el alfarero trabaja la arcilla húmeda transformando el barro en preciosas vasijas, así trabaja Dios en nuestra vida y en nuestro hogar, siempre que se lo permitamos y se lo pidamos.

Diariamente estamos aprendiendo a amar. Valorar el vínculo en el matrimonio nos lleva a mantener viva la relación en lugar de extinguirla o menospreciarla. Un vínculo fuerte produce un matrimonio duradero, y la calidad del amor tiene mucho que ver en este vínculo.

Cuando los problemas aparecen en una relación de amor fortalecido, toda crisis se ve como oportunidad de crecimiento. Los esposos que se han unido con la bendición de Dios, a pesar de ser un “tú” y un “yo”, se han transformado en un “nosotros” sin perder su individualidad. Están unidos en alma y cuerpo, en sentimientos y pensamientos como señal de un amor profundo y maduro. Un amor benevolente, tolerante, amante y compasivo nos hace ver lo mejor del otro, aceptarlo y respetarlo tal cual es.

Trabajar el vínculo matrimonial implica no huir de los problemas y conflictos, sino pedir al Espíritu Santo sabiduría y amor para resolverlos en un reencuentro diario, un reenamoramiento, una reelección. Las diferencias entre los cónyuges no deberían desplazar la reconciliación, pues esta hace que el amor sea un amor ágape, bondadoso, generoso, pacífico y dadivoso.

Todo esfuerzo por mantener la unidad, la paz y el amor encendido valdrá la pena porque se revertirá en felicidad dentro del hogar.

Si el amor es un árbitro en nuestra vida, quedará sellada la armonía del hogar, la solidez de la familia y será restaurada la imagen del matrimonio que el pecado mancilló y casi borró.

Fuimos hechos a su imagen y semejanza desde el mismo principio. El apóstol Pablo afirma: “Porque a los que antes conoció también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo” (Rom. 8:29).

Y su Hijo “es la imagen del Dios invisible” (Col. 1:15) y creador de todas las cosas, incluidas nosotras y nuestro matrimonio. Permitamos hoy que el Alfarero nos tome entre sus manos y nos dé forma. Seguramente será la mejor forma.

María del Pilar Calle de Hengen, Uruguay

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014

DE MUJER A MUJER

martes, 28 de enero de 2014

Fe es vivir con Dios

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”. Hebreos 11:1.

Quiero compartir algunas reflexiones que me ayudaron a darme cuenta de que la vida tiene un significado especial. A pesar de mi juventud aprendí que nadie es inmune a nada y menos al pecado. Vivimos en un mundo cuyo principal protagonista es el pecado y nuestro gran enemigo es Satanás,  que solo quiere la destrucción de la humanidad y cada día arrastra vidas para que se pierdan con él.

Muchas personas están muertas en vida. Los problemas las agobian de tal manera que dejan de vivir para solo sobrevivir. Por otro lado, muy diferente es el propósito de Dios para nosotras. Él nos ofrece vida en abundancia.

Nos brinda su amistad pura y su amor genuino, sin esperar nada a cambio. Solo desea que confiemos en él.

Confiar es abrirle nuestro corazón a Dios y decirle: “Señor, te entrego mis alegrías, mis fracasos, mis éxitos, mis problemas, mis temores, mis angustias, porque nada puedo hacer sin ti. Te entrego también mis sueños, mis planes, mi futuro. Quiero hacer tu voluntad”. Cuando le pedí a Dios que bendijera mis planes, ellos resultaron un éxito; cuando le entregué mis problemas, él los disipó como el polvo; cuando bebí del agua de vida que él me ofrecía, sentí que revivían mis huesos.

Es imposible fracasar amparadas en el amor de Dios. Cada situación nos ayuda a darnos cuenta de que lo material es efímero, que nuestro verdadero objetivo es trascender. Por eso, queremos que el Señor venga pronto para vivir con él por la eternidad. Cuando este deseo se hace prioritario, todo lo demás deja de ser “tan importante”, y viviremos para amarlo y servirlo.

Tener a Dios en nuestro corazón debería convertirse en una necesidad.

Mientras más necesitadas, más ricas somos, pues tenemos menos que perder.

Que lo material no nos engañe, que la angustia no nos aniquile, que la ansiedad no nos enferme, porque el reino de los cielos será la recompensa que recibiremos de Jesús, y mucho más pronto de lo que imaginamos.

La experiencia de vivir con Dios es la más reconfortante que podemos disfrutar, aun en nuestra juventud. Que esta sea la certeza de lo que esperas y la convicción de lo que no alcanzas a ver.

Mariela P. Hengen de Sand, Argentina

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014

DE MUJER A MUJER

Simeón

Lea volvió a quedar embarazada y dio a luz otro hijo, al que llamó Simeón, porque dijo: “Llegó a oídos del Señor que no soy amada, y por eso me dio también este hijo”. Génesis 29:33.

Es el segundo hijo de Lea. Es el hermano de Rubén, primogénito de Jacob. Leví es su compañero inseparable; lo mismo que Dina, la hija deshonrada de Jacob.

En el momento final de la vida del patriarca, en el momento de dar la primogenitura, Jacob le niega el privilegio a este hijo, en el mismo discurso en el que se lo niega a Leví por su violencia. Cumpliéndose la profecía del padre y como consecuencia de esta no-bendición, ni Leví ni Simeón tuvieron un territorio definido entre sus hermanos en el pueblo de Israel.

La violencia de estos dos hijos de Jacob (aunque algunos comentadores señalan que en el ataque a Siquem participaron todos los hermanos) está condimentada con fiereza, mentira, engaño y una crueldad extrema. Increíble.

Dina es violada por un príncipe de una tribu vecina. Más allá del posterior pedido de casamiento, más allá de las negociaciones y las mutuas promesas de apoyo y los favores, más allá de que es Hamor, el padre de Siquem, quien busca a Jacob para intentar arreglar la situación, lo único que queda en la mente de Simeón es el hecho de que aquel hombre deshonró a su hermana.

Siquem cumple su parte en el trato. A los tres días, los hijos de Jacob atacan a una ciudad desprevenida, matan a todos y roban todo lo que consiguen.

No voy a defender a Siquem: se comportó terriblemente mal (recuerda, soy padre de dos hijas…), pero por lo que la Biblia nos dice, desde su perspectiva de vida se arrepintió y buscó arreglar la situación.

Sin necesidad de demostrar tanta violencia, muchas veces nos comportamos como Simeón. Más allá de todo lo que pueda suceder después de una ofensa, más allá de las promesas y los perdones que demos, lo único en lo que conseguimos pensar es en nuestra venganza. Nuestro perdón es pequeño, mezquino y mentiroso. Nuestra promesa de reatar vínculos queda en el vacío, porque nuestro corazón ya está lleno de odio, de rencor, de enemistad; por más que nuestras palabras digan lo contrario.

¿Necesitas perdonar de verdad? Hoy es el día.

DEVOCIÓN MATUTINA JÓVENES 2014

365 vidas

Dios puede transformar en plena luz la Oscuridad

Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad.

Las virtudes son la belleza de una persona;son lo que hacen a una persona especial y distinta;son el color, la forma y el perfil de su personalidad. Determinan la forma en que una persona hace las cosas;la forma en que se mueve, habla y viste. La persona con virtudes quizás no tenga dinero pero siempre dará la impresión de riqueza porque todo lo que le rodea será de calidad.

Dios puede transformar en plena luz la oscuridad y realizar algo sin igual. Él puede ver tu interior y poner paz donde hay dolor, cerrando así las heridas … que alguien causó, tú decides caminar en lo seco o en el mar tú decides lo que recibirás el creer o el dudar.

Hay alguien que en ti piensa más de lo que te imaginas; alguien que es tu defensa con sus manos divinas. alguien que de los cielos lee tu corazón; que ausculta tus anhelos y escucha tu oración. Dios te quiere inmensamente no lo dudes ni un momento. No lo dudes que Dios siente tu amargura y sufrimiento. Pero, que no te venga el desaliento porque Dios no se echa atrás y afirmó con juramento que al pedirle algo en tus cuitas todo lo que necesitas, lo recibirás.

Obsequio de "El Blog de Esther"

He paso por el Blog de Esther recogiendo este hermoso Obsequio que ella edito para todos sus seguidores, ella es una niña muy encantadora I LOVE YOU y como yo soy una de sus seguidoras, pues lo he recogido y colgado aquí en esta entrada, espero les guste como a mi !!!
http://unaimagenvalemasquemilpalabras1.blogspot.com/

Dios Bendiga a mi Niña Esther ;muu

lunes, 27 de enero de 2014

Los Ojos del Alma

Los ojos del alma no son más que aquellos que usamos cuando hablamos con el corazón ciego y cuando perdidos por ese amor sereno se nos brota un te quiero de nuestros labios sinceros. Es también cuando confiamos más allá de la verdad. Y cuando no nos importa la realidad, pues cuando miramos con el alma, es cuando parecemos vivir en otro lugar. Es bonito mirar con los ojos del alma, pues al hacerlo, no miramos defectos, sino bellas cualidades. No buscamos mentir sino decir inmensas verdades, dar comprensión y amabilidad, no buscamos lastimar sino dar un consejo, no reprochamos, nos aceptamos tal y como somos, porque simplemente vivimos, soñamos y amamos. Mirar con el alma es volver a ser niño, crecer libres y a la vez felices… Sentirnos alegres cuando nuestro corazón regala sonrisas, bellos suspiros… pues el amor es de ciegos que padecen de calma y ciegos somos todos los que miramos con el alma.

Todo depende de Ti

Depende de cada cual, de si queremos mirar la vida con ojos de la indiferencia, o con ojos llenos de bondad. De cada uno de nosotros depende cambiar el rumbo a nuestras vidas y a los que nos rodean. Sólo tú puedes cambiar tu propia vida, y puedes hacerlo para beneficio de otras vidas.
La triste realidad es que por nuestra indiferencia, por no querer cambiar, nuestros rencores viven eternamente en nuestro interior, trayéndonos lo malo, la envidia, el desear lo que otros tienen, los pensamientos negativos, que muy pronto cambiarían…
¡Si tan sólo por un minuto, miráramos con los ojos del corazón!!!

Aun Hay Tiempo

Ahora, hoy, todavía es tiempo de reconstruir alguna cosa; de dar un abrazo amigo; de decir una palabra cariñosa; de agradecer por lo que tenemos.
Nunca se es demasiado viejo, o demasiado joven, para amar, para decir una palabra gentil, para hacer un cariño.
No mires para atrás. Lo que pasó, pasó. Lo que perdimos, perdimos. Mira hacia adelante!
Todavía hay tiempo de apreciar las flores que están enteras a nuestro alrededor.
Todavía hay tiempo de agradecer a Dios por la vida, que aunque efímera, aún está en nosotros.

Te Regalo


✿ Una tijera para cortar lo que te impide ser feliz
✿ Una puerta para abrirla al amor
✿ Unos lentes para que tengas una mejor visión de la vida
✿ Una escoba para que barras todo lo malo
✿ Un osito para que nunca estés solo
✿ Un espejo para que veas lo hermoso que hay en ti
✿ Una frazada para cuando sientas el frío de la soledad
✿ Una cajita para que guardes todo lo bueno
✿ Un Gran abrazo, para que sepas que siempre estas en mi corazón

Abre tu Corazón


;ralAmar la vida es diseñar nuestras propias experiencias y en el diseño poner lo mejor de nosotros, lo más auténtico. Sólo porque nosotros lo deseamos así y porque reconocemos que somos los artífices de nuestro propio destino, de nuestra propia vida.
Amar la vida… ¡Qué importante! ¿no?
Con sus obstáculos, con sus problemas, con sus días grises, negros y blancos. Siempre. En la alegría y en la tristeza, en el mejor momento y en el peor.
Estamos vivos. Tenemos vida. Aprendamos a amarla desde ahora y para siempre…
En tu reloj mira la hora y comienza ya…
 No pierdas tiempo.
;ral Si Dios te dio la vida es por que sabe que puedes con ella…!!!
Venciendo las pruebas, los problemas, las críticas, las ofensas, las tentaciones y todo lo que el mundo te ofrece…
Si un día llegaras a caer no te preocupes.
Actúa como el sol….que cada tarde se cae, pero cada mañana se levanta con más resplandor!!!

;ral Mira el mundo con ojos de oportunidad y compasión. Si algo se ve malo, míralo como un fuerte aprendizaje. Si ves algo negativo, piensa positivamente y neutraliza su negatividad. En tus ojos está la clave para cambiar el mundo, utilízala. Como miras el mundo, así actuarás, pensarás y sentirás. Por lo tanto, es más fácil cambiar tu propia mirada que cambiar el mundo entero.

Reflexión

Acepto con gratitud cada bendición de la gracia de Dios. Al saber que la gracia de Dios me apoya todo el tiempo, estoy alerta a las oportunidades que enriquecen mi vida. No sólo reconozco el bien, sino que lo atraigo. Al aceptar todo lo que me bendice y al bendecir a los demás, no fijo límites a mis capacidades. Tengo el valor de hacer lo que puede haber parecido imposible en el pasado. Al actuar y hablar partiendo de la inspiración del Espíritu, hago lo mejor que puedo. Acepto la gracia de Dios y ofrezco confianza en mi trato con otros. Demuestro consideración y compasión y reconozco con agradecimiento estas mismas cualidades en los demás. Gracias a la oración, estoy inmerso en la comprensión divina. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, … abundéis para toda buena obra. — 2 Corintios 9:8

Directo al Corazón

PENSAMIENTOS PODEROSOS
Honra la vida en un estado de gratitud reverente, contempla y disfruta las cosas más simples que la vida pueda regalarte, en ellas está la verdadera riqueza de nuestra existencia.


Hemos venido a esta vida a apoyarnos para llegar lo más alto posible, no a competir. Cada uno es único y tiene dones únicos para entregar al mundo.


Recuerda: “Cuando cambias tu manera de ver las cosas, las cosas que miras cambian”. El modo en que veas el mundo es un instrumento tremendamente poderoso que te permitirá introducir en tu vida el Poder proveniente de tu fuente hasta colmarla.


Mira al mundo con ojos amorosos, aprecia la belleza y perfección de toda su creación. Tienes al fin que comprender que todos provenimos de la misma fuente y fuimos hechos de la misma energía vital. Deja de compararte y de mirar al mundo con ojos críticos.


Apártate de las personas conflictivas, chismosas, pesimistas que les gusta vivir como “victimas”, pues contaminara tu energía si estas en el camino de crecimiento interior, busca personas que les guste mirar al mundo de forma optimista, que te inspire al amor, a la alegría y a la paz interior.


Si estás motivado para servir a otras personas, mientras te desapegas genuinamente del resultado económico que te reporte, sentirás que cumples un propósito verdadero independientemente del grado de bienestar económico y abundancia que alcances.


Evita criticar y considerar a nadie ordinario, a menos, claro está, que quieras que en tu mundo aumenten las manifestaciones de crítica y ordinariez.


Si actúas como si tuvieras un propósito y tratas los obstáculos como recordatorios positivos de que debes confiar en lo que sientes profundamente en tu interior, cumplirás tu propia intención de ser una persona con propósito.


Mantente en un estado de gratitud constante, por todo lo que eres y lo que tienes. El nivel vibratorio de la gratitud es altísimo, las ondas son similares a la del AMOR, poderoso por lo mismo. Si logras mantenerte en ese estado por un tiempo considerable y de manera sostenible, los milagros se acercarán a tu vida.


Cuando dejamos de buscar el amor, la aprobación y la aceptación fuera y nos hacemos responsables de nosotros mismos y de proporcionarnos bienestar. Es cuando empezamos a recuperar nuestro poder interior.


En las cosas más simples y los instantes más extraordinarios está el maravilloso poder que andas buscando. Alcanzas a él solamente cuando vives en el aquí y el ahora.


No hay nada mejor que un sueño para construir una nueva realidad.


Si alguna vez te has sentido inspirado por un propósito, entonces ya conoces la sensación del Espíritu y la conexión con tu Fuente que obra a través de ti y te empodera.


De noche y de día sueña en lo que deseas hacer y en lo que anhelas ser, y esos sueños interpretarán tus intenciones. No dejes que las dudas se infiltren en tus sueños y en tus intenciones.


Atraes aquello que se asemeja a ti, y por lo tanto la vibración de tu ser ha de ser afín a la de tu deseo. Otra forma de decirlo es: Tus deseos y tus creencias han de ser homólogos vibratorios para que recibas lo que deseas.


Los milagros no ocurren en contradicción con la naturaleza, sino en contradicción con lo que sabemos de la naturaleza.


Y ahora tengo la firme convicción, basada no solo en mi experiencia, sino en el conocimiento de la experiencia de otras personas, de que cuando se va en pos de la FELICIDAD, se ABREN PUERTAS donde uno no sabía que existían y donde no las hay para nadie más.


Ahora recuerda que eres libre (de hecho, eres tan libre que solo tú escoges el estado de esclavitud), y que todo lo que llega a tu vida es la respuesta a tus pensamientos.


No hay razón para que el bienestar no se manifieste en tu experiencia -con todo detalle como respuesta a todas las cosas que has identificado y que deseas-, salvo porque estés de mal humor, enfadado o preocupado por algo.


Aprecia todas tus relaciones, las que te llenan de alegría y las que a veces te ponen triste, todas son perfectas, forman parte de tu vida porque cumplen un propósito, ayudarte a crecer, mostrándote lo que hay en tu interior, siempre una oportunidad abierta al cambio.


Honra el templo físico que te alberga comiendo alimentos sanos, haciendo ejercicio, escuchando las necesidades de tu cuerpo y tratándolo con dignidad y con amor.


Tienes un don único que ofrecer a este mundo, al igual que eres único en toda la historia de la creación.


En la vida muchas cosas son solo un espejismo de dolor y confusión…


Las personas olvidarán lo que tu dices,olvidarán lo que tú haces, pero nunca olvidarán lo que tu les haces sentir.


No te compares a ti mismo con otros, compara al ti de hoy, con la persona que eras antes.


Nunca te unas a una persona pensando en que va a cambiar o que la puedes cambiar…

El primer paso del amor es la admiración, y no hay admiración si no hay aceptación.


Cuanto más tiempo dediques a pensar que tienes un problema, menos tiempo tendrás para buscar una solución. 


Si no escalas la montaña jamás podrás disfrutar el paisaje.


Aunque muchos dicen no tener fe, ejercen la fe todos los días en situaciones sencillas de la vida, a veces sin darse cuenta; sin embargo cuando se trata de tener fe en Dios se les hace difícil y complicado, ¿Por qué?


Mucho más seguro y descansado estarás cuando el Señor dirija la nave de tu vida, que si tuvieras que dirigirla según tu personal criterio. Con alegría deja las penalidades presentes, y el futuro desconocido en las manos de tu Padre, tu Salvador y Consolador.


“Si es que hoy te hicieron daño o tus oídos escucharon golpes al corazón, convierte tu ira en fuerza y tu frustración en ganas. Nadie tiene derecho de herirte. Defiende hasta tu sombra con tu propia luz. Convierte la pena en compasión y el miedo en seguridad. Si es que hoy te hicieron daño, hazte a un lado del camino y dale paso a aquellos que quieren correr sin mirar. Deja pasar a los que tienen prisa de ganar un espacio que ni siquiera conocen. No hagas caso a la tentación de sentir rabia porque eso alimenta al malo y tú eres de los buenos.”


Confía en las cosas que te inspiran.
Confía en las cosas que te dan felicidad.
Confía en los sueños que siempre has anhelado y déjalos hacerse realidad.
La vida no hace promesas sobre lo que te reserva el futuro.
Debes buscar tus propios ideales y animarte a cumplirlos.

La vida no te ofrece garantías sobre lo que tendrás.
Pero te ofrece tiempo para decidir que buscas y arriesgarte a encontrarlo y a revelar algún secreto que encuentre en tu senda.
Si tienes voluntad para hacer buen uso del talento y de los dones que son sólo tuyos y que Dios te ha regalado; tu vida estará llena de tiempos memorables y de inolvidable alegría.




Vibra, vive, siente, disfruta de este instante maravilloso que tienes que es único e irrepetible.


Tu presencia es un regalo maravilloso para el mundo.

Eres un ser singular y único, comprende que eres un milagro grandioso de Dios.

Tu vida puede ser todo lo que quieras que sea.
Empieza a vivir los días de a uno por vez. Dentro de ti están todas las respuestas.

Empieza a comprender, ten fe que los milagros existen y se fuerte los obstáculos.


Ahora date cuenta, toma consciencia en este preciso instante lo especial que eres.
1014189_703446079682260_114234644_n


Gracias por tu linda visita ♡

¿Que Ha Hecho Dios En Tu Vida? ♥

✿ Suscribete y Recibirás mis Actualizaciones ✿