"Deléitate en el Señor, y el te concederá los deseos de tu Corazón". Salmo 37:4

lunes, 31 de marzo de 2014

Sansón

Y la mujer dio a luz un hijo, y le puso por nombre Sansón. Y el niño creció, y Jehová lo bendijo. Jueces 13: 24.

¡Qué personaje! Dios lo elige, lo bendice y lo cuida desde antes de nacer. Llega un momento en su vida en el que él elige lo que quiere, busca el placer humano y cree que puede cuidar de si mismo.

¡Tanta fuerza… y tantos errores!

Me podrás decir -y con razón- que tú no tienes tanta fuerza física como Sansón, pero definitivamente Dios te dio dones, que él espera que uses como corresponde.

Todos los dones que Dios te puede dar se hacen nada cuando te dejas dominar por un pecado. Da la sensación de que Sansón disfrutaba cuando se colocaba en situaciones peligrosas. Él busca a mujeres filisteas, las va visitar en sus propias ciudades, se mete en terreno del enemigo.

Pero nada de esto importaba. Él sabía que la fuerza que Dios le daba era enorme, y confiando en ella se arriesgaba en estas aventuras. ¿Basándonos en qué cosa nos arriesgamos en nuestros pecados? ¿Dónde ponemos nuestras fuerzas para jugar con fuego, pensando que no nos vamos a quemar?

Lo más extraño del caso es que Sansón aparece en Hebreos 11. ¿Qué hace allí? Obviamente que la primera opción es por causa de un error de imprenta… pero no lo es. Entonces, su nombre me demuestra que Dios está desesperado por salvarme.

La existencia de Sansón está llena de errores. Como la de David, como la de Moisés, como la de tantos otros. Como la tuya, como la mía. Solo que cuando te entregas al Señor, él no se queda midiendo tu pasado, sino regalándote un inmenso futuro. Él no coloca un ancla en tus equivocaciones, sino que te ofrece alas para soñar con tu vida perfecta a su lado, en la Nueva Jerusalén. Lo único que él necesita es que le des un instante, para poder transformarte.

¡Ojalá que no lo elijas en el último minuto de tu vida! Una vez transformado, tu vida gana un nuevo rumbo, un nuevo horizonte, una nueva oportunidad.

Hoy es nuevo día en el que tienes la opción de vivir como Sansón según tus propias inclinaciones, o como… Sansón, pidiéndole poder a Dios para tomar las decisiones correctas, a fin de recibir la bendición de la salvación. No te ates a tu pasado; déjate lanzar hacia el futuro por las manos de Dios.

DEVOCIÓN MATUTINA JÓVENES 2014

365 vidas

Por: Milton Bentancor

El Señor escuchó mi voz

“Amo a Jehová, pues ha oído mi voz y mis súplicas”. Salmo 116:1.

En 2008 estaba en los Estado Unido disfrutando de una primavera que hacía hermosa la experiencia de mi diario vivir y me enseñó a aferrarme de la poderosa mano del Señor.

En mayo comencé a sentirme delicada de salud: dolores de estómago y cefalea no me permitían conciliar el sueño. Les conté a mis hijos el malestar que sentía y ellos me alentaron diciéndome que orarían al Señor por mí mientras yo me hacía un chequeo médico.

Concerté una consulta médica, hablé con la profesional, ordenó los análisis pertinentes y el resultado fue: hemoglobina baja. Me recetó un medicamento p ara el caso, pero los días pasaban y nada cambiaba.

Un viernes de tarde me sentí desfallecer. Tenía fuertes dolores en el cuerpo, vómitos y mucho malestar. Mi hijo me llevó al hospital, donde me internaron por algunos días y me hicieron todo tipo de estudios: Análisis de sangre, orina, endoscopía, biopsia y tomografía. Los resultados indicaron que todo estaba bien. Me pusieron suero y me dieron de alta.

Estando en casa, por la noche, volví a sentir el mismo malestar. A la mañana siguiente volvieron los vómitos y dolores insoportables. Regresé al hospital. Nuevamente me tuvieron en observación, hasta que finalmente me detectaron cálculos biliares. Debía ser operada, pero no había cupo hasta fin de año. Me indicaron algunos calmantes y una estricta dieta.

Cada mañana y cada noche pedía al Altísimo que me ayudara a recuperar la salud. Mis hijos hicieron cadena de oración en su iglesia pidiendo por mi recuperación. En su misericordia, Dios permitió que la primera semana de septiembre me comunicaran que sería operada la siguiente semana. La intervención fue rápida y del todo exitosa.

Nuestro Dios es poderoso y responde nuestras peticiones en el momento oportuno. Una vez más mi Señor hizo resplandecer su sol de justicia y me dio alivio físico y espiritual para seguir adelante. Fue así como terminó mi largo invierno y comenzó la alegría primaveral con buena salud y la llegada de mi primer nieto varón.

Amiga, si te encuentras desanimada busca a tu Redentor. El no solo te mostrará el camino sino que te acompañará a recorrerlo.

Hilda Aliaga Velásquez, Bolivia

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014

DE MUJER A MUJER

viernes, 28 de marzo de 2014

Usa tus dones para Cristo

¿Dios te dio dinero, influencia o sabiduría? Usas esos dones para la gloria de Dios. ¿No tienes esos talentos, pero eres sencillo de carácter, humilde, virtuoso?

Usa esos dones para la gloria de Dios.

Vales por lo que tu corazón muestra y refleja. Vales por el espacio que das a Cristo en tu vida. Vales por la amistad que tengas con Dios. Vales por tu entrega.


;c
Dios te Bendiga

El milagro de la vida

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. Filipenses 4:13.

Desde hace muchos años padezco una temible enfermedad llamada artritis. Conocí el evangelio hace 28 años cuando vivía en mi país, la República Dominicana.

Desde entonces he podido comprobar que para un cristiano que vive en comunión con Dios todas las mañanas, nada hay que no pueda ser posible en su vida física, material y espiritual.

Dios está siempre listo p ara contestar las oraciones de sus hijos y ayudarlos a honrar la vida que él les ha dado.

En 2003 me casé con el pastor Ovidio Becerra y siempre he visto y sentido cómo, a pesar de la artritis, Dios me ayuda en las actividades de la iglesia y en las tareas de mi hogar. Él ha respondido misericordiosamente todas mis peticiones. ¡Grande es su misericordia!

Cierto día, mi hijo y mi nuera me comunicaron su gran deseo de tener un bebé. Llevaban varios felices años de casados, pero el tiempo pasaba y no podían concretar su sueño de convertirse en padres. Así que puse este anhelo de mis hijos en oración delante de Dios. Cada madrugada, desde julio de 2008, oraba específicamente por este pedido, para que el Señor pudiera obrar un milagro en la vida de mis hijos y pudieran tener en sus brazos a su bebé.

Transcurrió el tiempo sin respuesta aparente, hasta que el 23 de junio de 2011, cuando recibí la hermosa noticia de que Diana, mi nuera, estaba embarazada. Es reconfortante saber que Dios escucha nuestras oraciones y suple las necesidades. ¡Cuán fortalecedor fue para mí mantenerme en comunión con Dios durante tanto tiempo, gracias a una gran necesidad, no solo la de querer ser abuela y ver mis hijos felices con la paternidad, sino la de sentir que Dios está ahí, solo a la distancia de un pedido, de un ruego!

Amiga, por experiencia te animo, de corazón, a seguir el plan de las cuarenta madrugadas y llevar una vida de comunión con Dios en las primeras horas de cada mañana. Además de la riqueza espiritual que te dejará la comunicación con el Señor, tendrás la alegría de comprobar que “Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad” (Lam. 3:22, 23), y todo lo podrás “en Cristo que te fortalece”.

Trinidad Carrasco de Becerra, Bolivia

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014

DE MUJER A MUJER

jueves, 27 de marzo de 2014

Elón

Después de Ibsán gobernó a Israel Elón, de la tribu de Zabulón, durante diez años. Jueces 12:11.

La tribu de Zabulón dio a Israel dos jueces consecutivos. No es lo común en la historia del pueblo, pero Dios tiene planes que superan el límite de la normalidad. Cuando él tiene un plan, incluso para ti, no se limita ni se detiene por lo que sería “esperable”.

Entre los hijos de Isaí, David era el menos “esperable” para que fuese rey.

Recuerda: él siempre tiene un plan. Puede que no sea el más “esperable”, pero -sin dudas- es el mejor.

Entre los libertadores del pueblo judío, Ester era la menos “esperable” para salvar a los hijos de Israel. Mujer, sin familia distinguida, esclava. Dios la eligió porque él tenía un plan. No era la más “esperable”, pero fue el instrumento de liberación de los hijos de Abraham.

Pablo era un asesino; no podía ser discípulo. A Moisés no le gustaba hablar en público; no podía ser líder. Rahab era una prostituta; no podía ser ancestro de David y de Jesús. Jacob era un mentiroso; no podía ser uno de los fundadores del pueblo de Dios. La lista de los no “esperables” es muy extensa. Quizá tengas que incluir tu nombre en ella.

Cuando Dios tiene un plan, lo “esperable” o “no esperable” no lo detiene. Ese aspecto es un detalle sin la más mínima importancia para el Señor del universo.

¿Por qué lo sería para ti? Nos frenamos ante algunos excelentes planes y fantásticas ideas porque alguien nos hace ver (o nosotros mismos nos autoexplicamos) que no somos los “esperables”. Nuestro Dios de los no-límites te llama para que hagas lo que él desea que hagas, no lo que los otros esperan. Él te quiere donde él desea que llegues, no donde los demás opinan que puedes llegar.

Imagina qué sería de tu vida, del mundo, del universo si Cristo hubiera dicho que no era “esperable” que el Señor del universo, el Rey de reyes y Señor de señores, Creador, Sustentador y Príncipe de la paz se transformara en un niño, en un indefenso bebé, para ir a Belén a realizar un proyecto que terminarla –sin dudas- en el Calvario. No era “esperable” que la Vida probara la muerte. No era “esperable” que la Luz visitara las tinieblas. Elón no era el juez “esperable”, pero fue el elegido. Dios no se equivoca: también te eligió a ti.


365 vidas

Por: Milton Bentancor

La Oración, la mejor solucion


Cristo insta a su pueblo que ore sin cesar. Esto no significa que debiéramos estar siempre de rodillas, sino que la oración ha de ser como el aliento del alma. 

Nuestros pedidos silenciosos, doquiera estemos, han de ascender a Dios, y Jesús nuestro Abogado suplica por nosotros, sosteniendo con el incienso de su justicia nuestros pedidos ante el Padre. – {AFC 79.1}


Juicio y prejuicios

“No juzguéis, para que no seáis juzgados”. Mateo 7:1.

Estábamos con mi esposo en la ciudad de Buenos Aires por cuestiones de salud. El domingo decidimos aprovechar el tiempo libre que nos brindaba el día primaveral y conocer el delta del Paraná.

Una vez allí, abordamos un catamarán de paseo, junto a otros turistas, para recorrer los agrestes brazos del delta.

Atrajo inmediatamente mi atención un grupo de jóvenes ruidosos que se sentaron cerca de nosotros. Especialmente una muchacha adolescente, rubia, muy bonita. Por cierto, no fue su apariencia física lo que llamó mi atención, sino sus maneras algo groseras, su risa estridente, su escasa vestimenta y sus exageradas demostraciones de afecto hacia su novio. En el comienzo del paseo, a pesar de mi esfuerzo por concentrarme en las maravillas del paisaje, esta joven hacía que me sintiera molesta, me distraía y originaba en mí pensamientos de censura y rechazo.

¡De pronto algo ocurrió! Otra embarcación que pasó muy cerca de la nuestra produjo una ola que arrojó abundante agua al interior de nuestro catamarán, haciendo que algunos pasajeros quedaran muy mojados, entre ellos una señora embarazada, que estaba sentada junto a su esposo. La ruidosa muchacha quedó apaciguada por esta escena, y visiblemente perpleja y preocupada por la mojadura que había recibido la señora. Varias veces repitió: “¡Uhh… pobre señora! ¡Está toda mojada!” Aunque el resto de los pasajeros pronto se olvidó lo ocurrido, considerándolo como un detalle de frescura en un día caluroso, incluso la misma mujer, la muchacha continuaba observándola con calmada preocupación.

Ya también cambié, pero cambié mi concepto de la joven. Entendí que era sensible, que le importaban sinceramente los demás, y lamenté mis pensamientos de censura anteriores. Una vez más tuve que desconfiar de mi humanidad rápida para censurar, y recordar que debería considerar a otros como Cristo me considera a mí. En palabras de Elena de White: “Es misericordioso, por eso está infinitamente más dispuesto a perdonar que a condenar. Es benévolo y no busca el mal en nosotros; sabe de qué estamos hechos; recuerda que somos tan sólo polvo” (Mensajes selectos, t. 2, p. 265).

Lilia Gladys Bukmeier, Argentina

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014

DE MUJER A MUJER

martes, 25 de marzo de 2014

Haz crecer tu pelo

En este post les dejo 12 aceites que puedes utilizar para tener el pelo más saludable y que crezca más y 3 recetas para el pelo. También par la caída del cabello.


Aceite de coco


El aceite de coco protege, limpia y nutre el cabello. Gracias a su forma química puede penetrar fácilmente en el folículo piloso y actuar desde el interior del pelo. El aceite de coco evita la pérdida de proteínas del pelo y reemplaza los aceites naturales del cabello que se han deteriorado debido a la exposición diaria a las toxinas y champús corrientes. A parte de notar el pelo más sano verás como crecerá más rápido.

Aceite de Oliva

La hormona dihidrotestosterona (DHT) reduce el tamaño del folículo piloso, lo cual es la causa de muchos casos de calvicie masculina. El aceite de oliva bloquea el DHT y así ésta ya no puede reducir el tamaño del folículo piloso y el pelo no se cae. Además, contiene muchos antioxidantes, estimula la circulación sanguínea y aporta nutrientes al cuero cabelludo y a los folículos pilosos.

Aceite de Lavanda.

Si se te cae de forma excesiva el cabello este aceite es ideal. Permite que el pelo vuelva a crecer si se aplica a diario durante varios meses. 

Aceite de Ricino.

Aunque comúnmente es conocido por su uso como laxante natural, el aceite de ricino es también es muy eficaz en el tratamiento de la pérdida del cabello. El aceite de ricino contiene ácido ricinoleico, un potente agente anti-bacteriano y anti-fungicida que protege el cabello y el cuero cabelludo de infecciones. Los ácidos grasos omega-9 y las propiedades humectantes del aceite hidratan y nutren el cabello dejándolo más grueso, brillante y fuerte. 

Aceite de Jojoba.

Esta cera líquida se parece en composición al sebo natural producido por nuestro propio cuerpo. A diferencia de la mayoría de los otros aceites utilizados en los tratamientos del crecimiento del pelo, el aceite de jojoba no penetra en el cabello. Más bien sella el folículo piloso para no dejar escapar la humedad. 

Aceite de Almendras.

Protege e hidrata el cabello. Este aceite elimina la acumulación de células muertas de la piel, alivia la inflamación del cuero cabelludo y permite que el pelo crezca libremente. Aunque el aceite de almendra no es conocido como que ayude a crecer el pelo, sí protege y estimula el crecimiento de los folículos pilosos existentes haciéndolos menos propensos a la rotura. 

Aceite de Romero.

Ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y estimula la división celular. Esto, a su vez, estimula los folículos del pelo para producir nuevos cabellos. El aceite de romero también inhibe tanto la pérdida de cabello como la aparición de canas. Además ayuda a eliminar la caspa.

Aceite de pescado.

Contiene 2 ácidos grasos omega-3 esenciales, el ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA). No hay evidencias científicas que relaciones el consumo de aceite de pescado con la prevención de la caída del pelo pero hasta día de hoy se cree que tiene las mismas propiedades en el pelo que en la piel. A diferencia de otros aceites esenciales, el aceite de pescado no se utiliza por vía tópica. Se toma en forma de cápsula y pone sus poderes curativos a ser utilizados desde dentro hacia fuera.

Aceite de Árbol de Té.

El aceite de Árbol de Té (comúnmente conocido como aceite de melaleuca) ayuda a desbloquear los poros tapados en el cuero cabelludo. También hidrata la piel y el pelo. Es muy eficaz para reparar el dañado del cabello y permite crezca largo, grueso, fuerte y saludable. 


1. Tratamiento caliente de aceite de Aguacate.

El aceite de aguacate es una fuente poderosa de propiedades beneficiosas que son todas muy importantes cuando se trata de mantener el cabello bien nutrido y saludable. Este potente brebaje compuesto de vitaminas esenciales, incluyendo la vitamina A, esencial para promover el crecimiento de células sanas de los folículos pilosos, vitamina B6 para mantener el color y el brillo del cabello, y a prevenir la pérdida de cabello; y la vitamina E, un poderoso antioxidante que ayuda a aumentar el fluido sanguíneo a los folículos del pelo y el cuero cabelludo para estimular el crecimiento del cabello sano.



Ingredientes:

    1 cucharada de aceite de aguacate
    1 cucharadita de aceite de oliva
    Cómo aplicarlo:

     

    Mezclar los aceites juntos y calentar ligeramente. Masajea con los dedos el cuero cabelludo y el cabello durante 15 minutos aproximadamente. 
     
    Moja una toalla con agua caliente, escúrrela bien y luego envuelve el cabello con la toalla y deja que actúe durante 20 minutos. 
     
    Enjuaga y lava como de costumbre.

    2. Tratamiento para el pelo con Aceite de Mostaza.
     

    El aceite de mostaza contiene altos niveles de selenio y zinc y estimula el cuero cabelludo dando calor y aumentando la circulación sanguínea de la zona capilar. Todo ello favorece el crecimiento del pelo. Lo hace más fuerte e incluso ayuda a prevenir y reducir la caída del cabello.
     
    El pelo queda más fuerte y saludable y crece más rápidamente. La tercera semana desde la aplicación ya notarás los efectos. Tienes que aplicarlo al menos tres días a la semana,

    Cómo aplicarlo:
     

    Peina el cabello y sepáralo en dos partes diferenciadas.
    Coloca una pequeña cantidad de aceite en la palma de tu mano y frótalo para que se distribuya por la mano.
    Aplica el aceite de mostaza en un lado del pelo con un suave masaje desde las raíces y luego repite lo mismo en la otra parte. 
     
    Peina el cabello de nuevo el pelo.
    Cubre con papel plástico o un gorro de ducha. 
     
    Seca el pelo con un secador durante aproximadamente 10 minutos para asegurar que el aceite penetra en el eje del pelo.
    Lava bien el cabello y enjuaga con agua fría.
     

    3. Receta para tratamiento para cabello con Aceite de semilla de uvas.
     

    El aceite de semilla de uva contiene potentes propiedades hidratantes que se consideran eficaces cuando se utilizan en el cabello y el cuero cabelludo; tiene la capacidad de transformar el cabello como ningún otro sistema de tratamiento del cabello. Este aceite en particular es mucho más ligero y con menos grasa que sus rivales, como el aceite de oliva, debido a su composición ligera que se absorbe fácilmente en la piel y el cabello sin apelmazar y eliminar el volumen. El aceite de semilla de uva es adecuado para su uso con cualquier tipo de cabello y porque contiene cualidades hipoalergénicas, es ideal para aquellos que tienen la piel sensible. Es una sustancia clara y es casi completamente inodora, por lo que es el compañero perfecto para el uso con los champús y acondicionadores naturales.

    Ingredientes:

    ? 4 cucharadas de aceite de semilla de uva
    ? 4 cucharadas de aceite de jojoba
    ? ¼ cucharadita de ylang ylang
    ? ¼ cucharadita de lavanda

    Cómo aplicarlo:
     

    Pon el aceite de semilla de uva y aceite de jojoba en una bolsa de plástico con cierre hermético.
     
    Añade ylang ylang y lavanda. 
     
    Sumerge la bolsa de plástico en un recipiente con agua caliente durante aproximadamente 3 minutos o hasta que el aceite se siente caliente. 
     
    Elimina el aceite de la bolsa y colócala en otro recipiente. 
     
    Aplica la mezcla directamente sobre el cuero cabelludo dando un suave masaje suavemente con las yemas de los dedos por todo el cabello. Deja que actúe durante unos 30 minutos y luego enjuagar y lavar como de costumbre.
     

El gran día de Victoria

"Y los muertos en Cristo resucitarán primero”. 1 Tesalonicenses 4:16.

Tengo la alegría de compartir con mi esposo el trabajo pastoral, lo que nos ha permitido conocer muchos lugares y a muchas personas que aman al Señor, y a otras que lo buscan de corazón.

En la Iglesia de Mar del Plata, República Argentina, atendimos varios lugares de culto y atesoramos muchos amigos, que se han transformado casi en miembros de nuestra familia carnal. En una de esas iglesias conocí a Victoria, quien a pesar de su edad avanzada, había trabajado varios años ayudando a otra hermana ciega en los quehaceres domésticos.

Durante ese tiempo la hermana no vidente le hablaba continuamente a Victoria del amor de Dios, pero ella no se decidía a entregarse a Jesús.

Victoria sufría de una enfermedad que finalmente la obligó a dejar de trabajar, y fue entonces cuando decidió sellar su pacto con Jesús mediante las aguas del bautismo.

Un día, fue necesario internarla y programar su operación, pero los médicos cambiaban continuamente las fechas porque que ella no estaba en condiciones de soportar una operación. En su cama, ansiosa por salir de la clínica, ocupaba su tiempo dictando poesías a las personas que la cuidaban día y noche.

Una mañana fuimos a visitarla y muy feliz le dijo a mi esposo: “Por fin, pastor, hoy es mi gran día. Terminará el sufrimiento que me aqueja, saldré de aquí y compartiré el amor de Dios con otros”. Cuando era llevada a la sala de operaciones, iba contenta y muy entusiasmada.

Mientras todos los hermanos orábamos por el éxito de su intervención quirúrgica, lo que nadie imaginaba es que realmente para Victoria ese fue su “gran día”, ya que el Señor la llamó al descanso en la sala de operaciones. Cuando ella abra nuevamente sus ojos, su sufrimiento habrá desaparecido, su cuerpo será transformado, podrá ver el rostro del Señor y su alegría será eterna.

Oremos para que cada una de nosotras podamos tener la alegría de entregarnos diariamente al Señor, y que cada día sea nuestro “gran día de victoria”, “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitaran primero” (1 Tes. 4:16).

Liliana Ríos de Gauna, Argentina

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014

DE MUJER A MUJER

El amor de Dios es mas grande que nuestros pecados.

Recuerda: 
La existencia del pecado es un hecho que se puede observar en todas partes. El pecado es la violación de una ley infinitamente importante, designada y adaptada para asegurar el mejor bien posible del universo.

 El joven ama la libertad, y en la búsqueda de esta, se rebela y peca.
Un hombre colecciono sesenta sabanas e hizo 120 nudos. y deslizándose por esa cuerda de sabanas, bajo catorce pisos.
Una hora después de su hazaña, Ahmad Shelton, de veintiseis años de edad, llamo por teléfono al periodico "Ther Angeles Times" y dijo: "Gracias por las sabanas. sirvieron para escaparme. Se las deje en la policía."
Este hombre batió un récord mundial. Nunca nadie se había escapado de una cárcel anudando semejante cantidad de sabanas.

Para una libertad completa no habría necesitado sabanas, pero si le habrían hecho falta por lo menos sesenta paginas de descargos escritos por un buen abogado.
Habría necesitado sesenta días para pensar bien como responder a los jueces cuando lo volvieran arrestar, o sesenta mil dolares para contratar al mejor abogado posible, y sesenta años para pensar seriamente en los delitos de su vida.

"Ni con todo eso habría encontrado aquel joven la verdadera libertad.Porque la libertad verdadera, libertad de vicios arraigados, libertad de remordimientos de conciencia y libertad de pecados, solo se encuentra en el perdón de Cristo".

El precio del pecado:
El pecado es lo mas costoso que hay en el universo. No hay nada cuyo costo se le parezca. El ser perdonado o no ser perdonado, es algo de un costo infinitamente grande.



El pecado esta, pues, en aquel que sabe hacer lo bueno y no lo hace.
(Santiago 4:17)








lunes, 24 de marzo de 2014

Premio otorgado por Giselita

Hola como están? Espero que Bien 
 hace varios días fui nominada por un Blog muy lindo a un Premio muy Kawaii
es de una linda niña que se llama Gisela y su blog es Bleiy Doll  

voy a publicar este lindo presente 

Muchas Gracias Giselita por tomarme en cuenta en tu Nominacion 


デコメ image of Pic Dios te Bendiga Grandemente

Reflexiones de Isaías 25:9


“Y se dirá en aquel día: He aquí, éste es nuestro Dios, le hemos esperado, y nos salvará; éste es Jehová a quien hemos esperado, nos gozaremos y nos alegraremos en su salvación”.
Sin lugar a dudas ese será un momento inigualable en el retorno del Señor, poder extender los brazos y recibir al Salvador con estas expresiones, será único, es por ello que existe una necesidad urgente de vivir cada con Dios, conocerle y tener una relación de completa armonía con su voluntad y vivir para Él, ese día llegará yo quiero estar de pie y expresar estas palabras.






Escrito por: 

Ali Ramon Rodriguez Marcano

EL DIOS DE LOS DETALLES

“Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que recibiréis y os vendrá”. Marcos 11:24
En 2004 nos preparamos para el gran encuentro de jóvenes de las iglesias en mi ciudad. Esperábamos tener un encuentro personal con Dios y recibir grandes bendiciones para nuestra vida. El predicador fue el pastor Gustavo Equarzon, y recuerdo que en el último sermón trató el tema del enamoramiento.
Entre otras cosas, nos aconsejó que antes de enamorarnos pidamos a Dios en oración en forma detallada cómo deseábamos que fuera nuestra pareja, porque a Dios le gustan los detalles. Ese día regresé a casa pensativa, pero a la vez motivada en poner en práctica el consejo.
Esa misma noche, antes de arrodillarme, me puse a escribir en forma detallada cómo deseaba que fuera mi futuro novio y esposo. La lista no fue muy larga, solo cinco cosas: Ante todo, deseaba que amara a Dios, porque así tendría la capacidad de amarme también a mí; que le gustara la música y tocara la guitarra, ya que a mí me gusta cantar. Pedí que sea un hombre que tuviera facilidad para hacer amigos y me enseñara a hacerlos pues a mí me costaba mucho, y en lo físico, pedí que fuera más alto que yo. Al terminar de escribir, me arrodillé y oré. A partir de esa noche, cada vez que oraba a Dios tomaba en mis manos la hoja de papel con los detalles de esa persona.
Al año siguiente, la Clínica Adventista donde trabajaba organizó una cantata por su aniversario e invitó a un cuarteto de Lima para cantar. Para mi sorpresa, el cuarteto estaba formado por cuatro amigos que yo no veía desde hacía seis años. Sentí especial alegría de volver a ver a uno De ellos y él sintió lo mismo al verme. Dios es extraordinario, ese amigo amaba a Dios, le gustaba la música porque cantaba y tocaba la guitarra.
Era muy extrovertido y hacía amigos con facilidad... y era más alto que yo. Después de un año y medio de noviazgo, me casé con este maravilloso hombre. Hoy es pastor, llevamos ocho años de casados y Dios nos dio una hermosa hija.
Mi querida amiga, Dios conoce hasta el más íntimo deseo de nuestro corazón. Aun así, quiere que se lo expresemos, pero lo quiere con detalles. Si confiamos en su gran amor, seguramente nos dará mucho más de lo que pedimos.
Ericka Tejada de Torres, Perú

DE MUJER A MUJER

LIMPIA TUS RIÑONES

Pasan los años y nuestros riñones siempre están filtrando la sangre , quitando la sal, el veneno, cualquier cosa dañina y que entre en nuestro sistema. Con el tiempo la sal se acumula y esto necesita un tratamiento de limpieza, y... ¿cómo vamos a deshacernos de esto ?

Es muy sencillo, primero tome un puñado de perejil y lávelo muy bien, después córtelo en pedazos pequeños y póngalo en una olla y agregue agua limpia ( 1 litro ) hiérvalo por diez minutos, déjelo enfriar, cuélelo en una botella limpia y póngalo en el refrigerador.

Tome un vaso diariamente y verá que toda la sal y el veneno acumulado comienza a salir de su riñón al orinar.

El Perejil es conocido como el mejor tratamiento para limpiar los riñones y es natural!

El Perejil Medicina Traicional para los Riñones

• Es un potente antioxidante: rejuvenece la piel
• Contiene betacaroteno
• Rico en minerales como calcio, fósforo, hierro y azufre.
• Rico en clorofila: combate el mal aliento, ayuda a depurar el cuerpo de toxinas y grasa excesiva.

• Rico en vitamina C: previene el cáncer, los problemas cardíacos
y las cataratas e infecciones, y ayuda a fortalecer el sistema inmune del cuerpo.

• Por ser rico en calcio, es muy adecuado en dietas para combatir y prevenir la osteoporosis y durante la menopausia.
Es muy benéfico para los niños y deportistas.

• Es diurético: ayuda a eliminar líquidos en forma natural. Por esta cualidad, se utiliza en dietas para tratar hipertensión y para la salud de los riñones.
• Su alto contenido en vitaminas y minerales lo hace ideal para combatir y prevenir anemia, anorexia, debilidad general, fatiga, cansancio físico y mental.
• Ideal para fortalecer el cabello y las uñas.
• Muy bueno para combatir problemas de la piel.
• Útil contra las úlceras
• Del perejil se extrae un líquido aceitoso llamado Apiol, el cual se usa contra las fiebres intermitentes y las neuralgias.

viernes, 21 de marzo de 2014

El Verdadero Premio

Feliz Fin de Semana




Tola

Después de Abimélec surgió un hombre de Isacar para salvar a Israel. Se llamaba Tola, y era hijo de Fuvá y nieto de Dodó. Vivía en Samir, en la región montañosa de Efraln. Jueces 10:1.

Tola es uno de esos personajes bíblicos de los que no sabemos nada, salvo un par de frases que se registran en la Palabra de Dios.

Lo primero que llama la atención es que Tola surge para “salvar a Israel”, mientras que Abimélec “reinó” sobre el pueblo.

Es un poco parecido a lo que sucede en nuestra vida espiritual. Hay momentos en los que el enemigo no nos tiene que atacar, porque nosotros estamos “suficientemente ocupados” con nuestros conflictos.

Por otro lado, es posible que Tola haya tenido que “salvar a Israel” de sí mismo. Después de todas las locuras y todos los errores cometidos por su antecesor, no sería difícil entender que este juez tuvo que trabajar, durante su liderazgo, para restaurar todo lo que Abimélec había destruido.

A veces Dios nos llama para mantener la paz; en otros casos, para que restauremos lo que otros han roto. Quizá podamos decir que no es culpa nuestra la situación que encontramos, pero sí es responsabilidad nuestra la forma en que dejemos la situación.

Tola juzgó a Israel durante 23 años. Que la Biblia no haga más comentarios sobre ese periodo (no hay registro de eventos, sermones ni reuniones dirigidas por él) y que no mencione ninguna guerra o intento de invasión durante ese tiempo, habla muy bien de Tola. Dios no precisa realizar milagros portentosos para demostrar su poder; a veces, en la calma de una noche estrellada dice clara y fuertemente que él continúa gobernando el universo y dirigiendo tu vida. Él no necesita curarte de cáncer para recordarte que es el Médico de los médicos; a veces, hace que no te resfríes.

La mano de Dios se nota en medio de la más fuerte tormenta, y también cuando el sol te abriga en una soleada mañana de otoño en la que, con su bendición y guía, puedas salir y regresar a casa.


365 vidas

Por: Milton Bentancor

Un pacto eterno

“Y les daré un corazón, y un camino, para que me teman perpetuamente, para que tengan bien ellos y sus hijos después de ellos. Y haré con ellos un pacto eterno, que no me volveré atrás de hacerles bien, y pondré mi temor en el corazón de ellos, para que no se aparten de mí”. Jeremías 32: 39, 40.

El mal crece cada día y debemos convivir con él. Nos enteramos de que alguien que conocemos lleva una doble vida. Ese hombre que aparenta ser un buen padre dice palabras soeces frente a sus hijos.

Nuestro joven vecino tiene tres hijos con diferentes mujeres.

Una amiga que está a punto de casarse se entera de que su novio dejó embarazada a otra mujer. Una esposa moderna le pide el divorcio a su marido simplemente porque “dejó de quererlo”.

Problemas y pecados de todo tipo nos rodean, están frente a nosotros, nos asechan, tienden a enredarnos y a hacernos caer. ¿Cómo nos libraremos de ellos p ara llegar a ser ese pueblo especial, escogido, que Dios desea que seamos?

En el pasado, Daniel y sus tres compañeros hicieron caso omiso de las creencias que estaban en boga en su tiempo y eligieron vivir según las normas divinas, y Dios aprobó su conducta y los libró de todo mal.

La mujer comprometida con Dios no abandona a su marido, no rompe la relación con su m adre, no ignora las necesidades de su prójimo, no insiste en vivir al margen de las normas de Dios. Más bien escoge ser obediente aunque eso vaya en contra de sí misma, mantiene su compromiso con los que la rodean, reconoce y respeta las obligaciones de la promesa dada y reconoce que su influencia puede ganar almas para el bien o ponerlas en el camino de Satanás.

En nuestra época evitar consecuencias o ignorar principios es algo demasiado frecuente, por eso la mujer que actúa según compromisos firmes y se esmera por mantener relaciones saludables es una mujer según el corazón de Dios, una persona especial en Cristo Jesús.

Querida amiga, parafraseando Proverbios 23:7 podemos decir que “cual es su pensamiento en su corazón, tal es ella”. Es mi deseo y oración que Dios nos ayude a sintonizar, a comprometer nuestra mente y nuestro corazón con su Palabra, y luego a vivir en consecuencia. Entonces, grandes bendiciones están reservadas para nosotras.

Luz Patricia Meza Pacahuala de Díaz, Perú

83DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014

DE MUJER A MUJER

lunes, 17 de marzo de 2014

¿Vivos o muertos?

A veces caemos en el error de pensar, “para qué trabajar para Dios en esa área, si ya hay quién lo haga, ellos no me necesitan”. Quizá algunos incluso han pensado que unos trabajos no son dignos de ellos y que preferiblemente deberíamos estar haciendo otra cosa para el Señor. Pero que equivocados al pensar que somos indispensables para la obra de Dios, que sin nosotros no funcionara como debe funcionar. Que equivocados estamos al pensar que Dios nos necesita, pero queremos hacernos los difíciles o los desentendidos. Mi querido amigo, quien necesita el trabajo eres tú, eres tú quien necesita de Dios. Tú serás el único beneficiado, sin ti de igual manera la obra funcionará y se terminará, pero tú sin tu trabajo para Dios estarás incompleto, o es que acaso ¿qué es tu fe si no va acompañada de obras?
Quizá te sea difícil sentir el deseo de trabajar en la obra del Señor, quizá es difícil pensar en obtener una responsabilidad o imaginarnos que debemos entregar parte de nuestro tiempo para el servicio a Dios. Le tememos al compromiso o no nos sentimos listos para ser una cara visible de Cristo ante la sociedad.
¿Has pensado por qué te cuesta tanto? ¿Has pensado por qué no estás allá trabajando como los demás para Dios? ¿Por qué faltas a los compromisos que te haces y al final de cuentas pareciera que ni te importara? La razón por la que seguimos estancados y no podemos avanzar en la obra de Dios es simplemente porque creemos que hemos muerto, pero en realidad aún nos encontramos vivos. Somos como zombies, aparentemente hemos muerto pero en realidad nos encontramos vivos al viejo yo.
Mi querido amigo, muere con Cristo, muere a las apariencias, muere a los prejuicios, muere a los comentarios mal intencionados, muere a la falta de disposición, muere al viejo hombre que prefiere gastar su tiempo en cosas que no te llevan a tu meta final junto a Cristo Jesús.
Hoy he venido a decirte que tu fe necesita ser viva, levántate de esa silla, acepta el privilegio, colócate a la disposición del Maestro y estando en ese lugar entenderás que quien lo necesitaba eras tú, no él.
Escrito por: Jazmin Barros Navarro
Narrado por : Jazmin Barros Navarro

Eduquemos nuestro cerebro

“La necedad está ligada en el corazón del muchacho, mas la vara de la corrección la alejará de él” Proverbios 22:15


Los neurólogos contemporáneos conciben el cerebro como tres computadoras interconectadas, fusionadas en una sola estructura, cada una con su inteligencia particu­lar. El primer cerebro, llamado reptiliano o posterior, se comporta de ma­nera similar al de los reptiles y cumple funciones básicas. Es el responsable de nuestra tendencia a mantener una exis­tencia rígida, obsesiva y casi programada. Es repetitivo, nunca improvisa o in­vestiga nuevas formas de hacer las cosas y no aprende de sus equivocaciones. Este cerebro es totalmente reacio a cambiar de lugar de residencia, de hábitos o de actitudes.

El segundo cerebro, o sistema límbico, es donde procesamos nuestras emocio­nes y las relaciones con los demás. Nos ayuda a evitar el dolor y buscar el placer. Controla los sistemas hormonales, inmunológicos y sexuales del organismo, y la memoria.

El tercer cerebro, o corteza cerebral, se encarga de solucionar problemas, de­sarrollar la memoria y generar creatividad. Tiene dos hemisferios definidos, cada uno con funciones asociadas. Nos permite razonar y establecer relaciones.

Es importante conocer el funcionamiento de nuestro cerebro, sobre todo cuando tenemos que educar a nuestros hijos. Dios los creó perfectos, para que pudieran utilizar todas sus facultades, pero muchas veces nosotras tendemos a estimularles más el predominio del primer cerebro, que tiende a hacerlos testa­rudos y obsesivos, por lo que nuestros hijos adquieren malos hábitos y actitudes que en el futuro serán muy difíciles de cambiar.

También podemos caer en el error de educar demasiado el segundo cerebro, y nuestros hijos se transformarán en personas dominadas por sus emociones, inhabilitadas para tomar buenas decisiones.

Finalmente está nuestra corteza cerebral, la cual Dios nos dio exclusivamente a los seres humanos, que nos permite crecer en sabiduría y gracia para con Dios y los hombres (ver Luc. 2:52).

Que Dios nos ayude a preocuparnos por estimular a nuestros hijos y luchar para que este cerebro domine a los otros dos que están llenos de necedad y obs­tinación, y no al revés.

Noemí Ríos, Chile

Tomado de:
Lecturas devocionales para Damas 2014
“De mujer a mujer”

Furá


Si temes atacar, baja primero al campamento, con tu criado Furá, y escucha lo que digan. Después de eso cobrarás valor para atacar el campamento.
Jueces 7:10, 11.

Nos encanta sentir que Dios está haciendo un milagro con nosotros, en nosotros y por nosotros. Pero a veces nos toca -solamente- ser testigos de los milagros, y no nos sentimos tan importantes o tan impresionados. Da la sensación de que si el milagro es “nuestro” (quiero decir, con, en o por nosotros) tiene más valor que si es con, en o por otro. Al igual que las tragedias, cuanto más cerca, más terrible.

Furá no era el centro de la historia; él era el ayudante de Gedeón. El milagro no era para él, apenas tenía que acompañar, quizá ver, quizás oír. Pero la orden de Dios a Gedeón fue clara: “Ve con tu criado Furá”. Él tenía que ser testigo de lo que iba a ocurrir. Gedeón obedeció.

Las palabras que el líder del pueblo de Israel escuchó fueron las mismas que escuchó su criado. La Biblia cuenta la reacción que tuvo Gedeón, no dice nada sobre lo que sintió Furá. El milagro no era para él.

Furá podría haberse quedado en el campamento. Podría haberle dicho a su jefe que a esa hora no tenía por qué acompañarlo; que si iba le tenía que pagar horas extras; que el problema con los madianitas y sus amigos era de Gedeón, no suyo; que tenía sueño; que tenía miedo… que el milagro no era para él. No, no fue así. El casi anónimo criado de Gedeón acompañó a su jefe hasta las afueras del campamento enemigo.

Gedeón volvió al campamento seguro de que Dios les había entregado a los incontables enemigos. Se había terminado el problema madianita. Eran libres. Si alguien llegase a dudar de las palabras de este “aventurero”, estaba Furá pronto para testificar de lo que había visto y oído.

Puede ser que el milagro no sea tuyo, que sea para tu amigo, tu pariente, tu hermano, tu vecino o tu “no tan amigo”… pero continúa siendo milagro que Dios regala para liberar a alguien de algún tipo de esclavitud. Alégrate, y testifica del milagro del otro; al final, te puede liberar a ti, también.

Tomado de: Lecturas devocionales para Jóvenes 2014
“365 Vidas”
Por: Milton Betancor

viernes, 14 de marzo de 2014

Orar sin Cesar


¿Desesperado por ver la respuesta a tus oraciones?
Ten fe en Jesús, Él responderá y será exaltado; ¡él es nuestro refugio! Buenos Días!

"Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;
Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.
Jehová de los ejércitos está con nosotros;
Nuestro refugio es el Dios de Jacob".
Salmo 46.10-11



¿Que Ha Hecho Dios En Tu Vida? ♥

✿ Suscribete y Recibirás mis Actualizaciones ✿