"Deléitate en el Señor, y el te concederá los deseos de tu Corazón". Salmo 37:4

viernes, 21 de marzo de 2014

Un pacto eterno

“Y les daré un corazón, y un camino, para que me teman perpetuamente, para que tengan bien ellos y sus hijos después de ellos. Y haré con ellos un pacto eterno, que no me volveré atrás de hacerles bien, y pondré mi temor en el corazón de ellos, para que no se aparten de mí”. Jeremías 32: 39, 40.

El mal crece cada día y debemos convivir con él. Nos enteramos de que alguien que conocemos lleva una doble vida. Ese hombre que aparenta ser un buen padre dice palabras soeces frente a sus hijos.

Nuestro joven vecino tiene tres hijos con diferentes mujeres.

Una amiga que está a punto de casarse se entera de que su novio dejó embarazada a otra mujer. Una esposa moderna le pide el divorcio a su marido simplemente porque “dejó de quererlo”.

Problemas y pecados de todo tipo nos rodean, están frente a nosotros, nos asechan, tienden a enredarnos y a hacernos caer. ¿Cómo nos libraremos de ellos p ara llegar a ser ese pueblo especial, escogido, que Dios desea que seamos?

En el pasado, Daniel y sus tres compañeros hicieron caso omiso de las creencias que estaban en boga en su tiempo y eligieron vivir según las normas divinas, y Dios aprobó su conducta y los libró de todo mal.

La mujer comprometida con Dios no abandona a su marido, no rompe la relación con su m adre, no ignora las necesidades de su prójimo, no insiste en vivir al margen de las normas de Dios. Más bien escoge ser obediente aunque eso vaya en contra de sí misma, mantiene su compromiso con los que la rodean, reconoce y respeta las obligaciones de la promesa dada y reconoce que su influencia puede ganar almas para el bien o ponerlas en el camino de Satanás.

En nuestra época evitar consecuencias o ignorar principios es algo demasiado frecuente, por eso la mujer que actúa según compromisos firmes y se esmera por mantener relaciones saludables es una mujer según el corazón de Dios, una persona especial en Cristo Jesús.

Querida amiga, parafraseando Proverbios 23:7 podemos decir que “cual es su pensamiento en su corazón, tal es ella”. Es mi deseo y oración que Dios nos ayude a sintonizar, a comprometer nuestra mente y nuestro corazón con su Palabra, y luego a vivir en consecuencia. Entonces, grandes bendiciones están reservadas para nosotras.

Luz Patricia Meza Pacahuala de Díaz, Perú

83DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014

DE MUJER A MUJER

2 comentarios:

✿ Espero que te haya gustado esta entrada y te haya sido de gran Bendición para tu vida. ✿ Dios te Bendiga Hoy y Siempre ✿

Gracias por tu linda visita ♡

¿Que Ha Hecho Dios En Tu Vida? ♥

✿ Suscribete y Recibirás mis Actualizaciones ✿