"Deléitate en el Señor, y el te concederá los deseos de tu Corazón". Salmo 37:4

lunes, 29 de septiembre de 2014

Benditas mudanzas

“Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición”.  Génesis 12:1, 2.

Como matrimonio era nuestra primera mudanza. La nueva ciudad distaba a unos 500 kilómetros al norte de donde estábamos, en Argentina. Yo no estaba muy convencida del traslado, así que mi tristeza muy pronto se tradujo en lágrimas. Habré llorado mucho en el viaje, tanto como para llamarle la atención al guarda del colectivo, quien preguntó por mi salud.

Pasaron un par de años hasta que yo me pude sentir bien en aquella ciudad. El clima, las comidas, los mosquitos, la música y hasta la manera de hablar eran diferentes. La adaptación me costó tiempo y esfuerzo. Esa fue la primera mudanza, después vinieron ocho más.

Ahora puedo decir que cada traslado me resultó una verdadera bendición. Si bien hay muchas cosas que se pierden al cambiar de ciudad también hay que estar preparada para saber ganar muchas otras: amigos, recuerdos, experiencias y crecimiento personal, por citar algunas. En las distintas iglesias donde trabajamos encontré a mi verdadera familia del cielo. Todas ellas fueron algo especial.

Detrás de todos esos felices recuerdos que llenan mi vida hay algo que me sorprende mucho y que deseo compartir contigo. Soy docente. Desde soltera ejercí esta profesión que amo. Y, a pesar de tantos cambios, pude desarrollar mi vocación en numerosas instituciones educativas, la mayoría de ellas del estado. Debo reconocer que no fue fácil, pero extrañamente el Señor tenía preparado para mí, en cada ciudad donde íbamos, un trabajo mejor que el anterior.

En estos momentos disfruto de la jubilación, y quiero dar testimonio de la protección y dirección divinas en cada uno de los años de trabajo. Los cambios y las mudanzas me costaron dolor y lágrimas, pero soy testigo de la constante paciencia y fidelidad del Señor cuando yo me alejaba “de mi tierra y de mi parentela”. Él cumplió su promesa: “Te bendeciré… y serás bendición”, y anhelo verlo pronto para agradecerle personalmente.

Cecilia Mondragón de Hengen, Argentina

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014

DE MUJER A MUJER



Salud: ¿Engorda el Arroz?


El arroz al igual que cualquier otro cereal puede ser consumido en una dieta para adelgazar. Pero para ello es importante contestar algunas cuestiones como por ejemplo saber si engorda y cuánto es necesario comer para que esto no ocurra. Así como también las diferentes opciones de recetas en las cuales puedas incluir arroz y no subir de peso.

¿El arroz engorda?
Si bien existen diferentes tipos de arroz en promedio este cereal contiene 348 calorías por cada 100 grs, por lo tanto engorda en tanto y en cuanto se lo consuma en grandes cantidades todos los días. En el caso puntual de este popular cereal es necesario tener en cuenta diferentes aspectos, para que pueda formar parte de una dieta para adelgazar.

  1. Cuando calcules la cantidad de arroz a consumir hazlo en crudo. 100 grs de arroz cocido equivale a 33 grs en crudo, es decir a una media taza pequeña. Esto se debe a que el arroz triplica su volumen. Cuando calcules la
  2. cantidad de calorías hazlo sobre el alimento en crudo. 
  3. Elige arroz integral en reemplazo de arroz blanco, no tanto por la diferencia calórica, sino porque el arroz integral contiene fibra que puede ayudarte a depurar tu organismo y evitar la absorción de grasas y azúcares de los alimentos. 
  4. La porción a consumir de arroz puede ser una taza pequeña la cual equivaldrá a 210 grs de arroz cocido. Esta es una porción razonable, la cual puedes acompañar con verduras frescas o cocidas
El arroz es un cereal que permite una gran variedad de recetas, ya que puede consumirse frío o caliente, acompañados con carnes o con verduras. Es un alimento que se adapta bastante a los gustos del consumidor. Por ejemplo, puedes elegir una receta con verduras y semillas de chía, preparación que aumentará la cantidad de fibra a consumir, te brindará saciedad y pocas calorías

Si te apetece la comida oriental el chop suey es una receta fácil, sabrosa y apta para una dieta para adelgazar. Además de estas recetas puedes también comer arroz de diversas formas en budines, con atún u otro pescado, en ensaladas, etc.

El arroz es un cereal muy apropiado para las dietas para adelgazar, sólo es necesario cuidar las porciones y consumirlo con una frecuencia de 2 a 3 veces en la semana, si es muy de tu agrado.





sábado, 27 de septiembre de 2014

EL NECIO QUE ESPARCE MENTIRAS

“El de labios mentirosos disimula su odio, y el que propaga calumnias es un necio” (Proverbios 10:18)
Es una constante en el libro de Proverbios su insistencia en la verdad y en denostar a quienes mienten y calumnian, seguramente, por haber estado en la corte y vivir bajo un clima de tensión política, Salomón era muy sensible a las habladurías y chismes.
La persona que miente sobre otro ser humano, en la práctica es alguien no confiable, un individuo que usaría cualquier medio para infringir daño a su oponente u enemigo.

El versículo lo trata de “disimulador de odio”, lo cual es una buena definición para referirse a alguien que no obra de buena manera.
Lo interesante es que Salomón sostiene que quien difama y calumnia es un necio, sin embargo, resulta difícil entender por qué, puesto que visto desde la perspectiva del que propaga un infundio o una calumnia, es un vivaracho, alguien que logra que se haga lo que quiere en base a mentiras y disimulaciones.
El quid del asunto es ¿por qué es necio? la respuesta está en la misma escritura y tiene que ver con las consecuencias. Los que esparcen rumores, chismes, calumnias e infundios, juegan en su mente a creer que nunca serás descubiertos. Sin embargo, eso es sólo una ilusión. Una manera de auto engaño que no sirve.
El que propaga calumnias, que son una manera mentirosa de hablar de otros, al final, recibe de su propia medicina. Quien miente de los demás, se arriesga a que hagan lo mismo con su vida. Quien esparce calumnias, implícitamente está autorizando a los demás que hagan lo mismo, ahora, con su vida. Por esa razón es un necio.
Creerle a un mentiroso es como saltar desde un acantilado, difícilmente quedarás ileso. El mentiroso es patéticamente débil, porque prefiere la mentira antes que la verdad, porque lo segundo demanda integridad, y no se la tiene cuando se esparce un rumor malicioso.
Un cristiano apuesta siempre por la verdad, no por la calumnia ni la mentira. No hay lugar en la vida de alguien que sigue a Cristo para esparcir chismes, calumnias y rumores.
Oración: Querido Dios, sabes cuán fácil es caer en la diseminación de mentiras y calumnias, por favor, ayúdame a controlar mi lengua para decir sólo verdades

 (Por: Dr. .Miguel Ángel Núñez)

Salud: Secretos del Aceite de Almendras

El aceite de almendras trae consigo diferentes beneficios tanto externos como internos, el aceite puede ser administrado por vía oral así como tópico.


No todos los aceites de almendras pueden ser ingeridos, si el producto va a ser utilizado por vía oral debes asegurarte de que sea comestible.



El aceite de almendras es rico en omega 6 y 9, vitamina A, B y E, aminoacidos, proteínas, grasas monoinsaturadas, fibra, potasio, magnesio y carbohidratos. 

Secretos de belleza con aceite de almendras.


Espinillas: El aceite de almendras es excelente para eliminar las espinillas; su uso continuo mantiene un cutis libre de ellas. Aplicar diariamente con masajes en el rostro.

Ojeras: Para eliminar o reducir las ojeras el aceite de almendras es un buen aliado. Aplicar en el contorno de los ojos diariamente.


Reparar el cabello: El aceite de almendras es un gran aliado del cabello, repara, hidrata y lo fortalece. Mascarilla casera, ingredientes: 1 Yema de huevo, 1 cucharada de aceite de almendras y 4 hojas de albahaca. Meter a la licuadora todos los ingredientes anteriores y posteriormente procesar, aplicar en el cabello desde la raíz hasta las puntas, cubre con una bolsa plástica y deja actuar durante 30 minutos, a continuación lava el cabello como normalmente lo haces. Aplicar esta mascarilla 2 veces a la semana.


Pestañas: El aceite de almendras hidrata, nutre, fortalece y alarga las pestañas. Mojar un hisopo en aceite de almendras y aplicar todas las noches en las pestañas como si fuera rimel.

Elasticidad y regenerador de células: La mascarilla que a continuación les mostrare es excelente para devolverle la elasticidad a la piel y para tonificarla, regenera las células, ayuda a disminuir o eliminar el acné y es ideal para pieles mixtas y sensibles. Mascarilla, ingredientes: 2 cucharadas de miel, 1 cucharadas de aceite de almendras.

 Metemos al microondas las miel por 10 segundos y posteriormente mezcla con el aceite hasta formar una pasta, aplica con una brocha o con los dedos y deja actuar por 20 minutos y lava con agua tibia. 

Asegurate de no se alergica a dichos ingredientes.


martes, 23 de septiembre de 2014

Caminó conmigo y no lo sabía

“¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti. He aquí que en las palmas de las manos te tengo esculpida; delante de mí están siempre tus muros”. Isaías 49:15, 16.

Desde que conocí a unos amigos en Lima, República del Perú, pasé a ver el mundo y la vida de manera completamente diferente. Ellos me brindaron todo el tiempo que necesité, me escucharon, me leyeron las promesas de la Biblia, me acercaron al amor del Padre y me dieron el valor que yo pensaba no tener para enfrentar mi realidad y a mi familia. Me ayudaron a conocer a Jesús, y él me sacó de la oscuridad en la que había vivido durante tantos años.

Estaba perdiendo mi vida, a mi esposo, a mis hijos, y Jesús me rescató poniendo a estos amigos en mi camino. Caminé sin rumbo durante muchos años. Los problemas y el sufrimiento se me multiplicaron. Cuando pienso en mi vida anterior, me doy cuenta de que, a pesar de no merecerlo, Dios caminaba a mi lado intentando atraerme de alguna manera.

Viví lejos de él; no era capaz de reflexionar ni mudar mi estilo de vida.

Viví sin respetarlo, quizá porque no lo conocía y no sabía cómo hacerlo, pero Dios insistía pacientemente, tocaba las fibras más íntimas de mi ser y me colmaba de bienes materiales. ¡Tan grande era su amor! A pesar de todo, mi vida no se henchía de plenitud.

Desde que conocí a Jesús, medito mucho en su Palabra, palabra que restaura, que no acusa, que perdona, que escucha, que ama. Si bien sus caminos son inescrutables, creo que el Señor permitió algunas de las situaciones que tuve que enfrentar para que me diera cuenta de que no estaba sola.

Me he arrepentido, le he confesado mis flaquezas y le he pedido perdón por mis pecados. He llorado y sufrido, y me he puesto a su servicio. Amo a mi Jesús. Él me mostró que soy su hija especial, la niña de sus ojos y que puedo acercarme a él confiada porque él nunca se separó de mí.

Querida amiga, «orno lo hizo con la mujer samaritana, el Señor me dio a beber agua de vida y se reveló a mí mediante unos amigos que me hablaron del amor del Padre. Por mi experiencia, déjame decirte que, aunque no lo veas, él camina a tu lado y en sus “palmas te tiene esculpida”.

María Amelia Wilson, Brasil

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014

DE MUJER A MUJER

martes, 16 de septiembre de 2014

Haced el Bien !

“Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos”. Mateo 7:12.




Volví a la vida

“Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? Vosotros sois la luz del mundo”. Mateo 5:13, 14.

Corría 1972 cuando el médico entró en mi habitación del hospital para decirme que tenía cáncer de mama. Reaccioné con desesperación, corrí a la ventana aterrorizada y lloré con la cabeza entre las manos. En ese momento me encontraba sola. Mi esposo no había llegado aún, mi madre estaba en camino y mis hijos estaban estudiando.

Yo quería vivir para mi familia, para seguir ayudando a mi esposo a administrar la granja de aves y los campos sembrados que teníamos. Quería vivir para cumplir mis proyectos de vida y el propósito que Dios tenía para mí. Quería vivir porque era joven y deseaba seguir sirviendo. Todos mis sueños se desvanecían. Había vivido para ver crecer a mis hijos y ahora los imaginaba tristes, desolados, huérfanos, y esto me aterraba.

Llegó el día cuando me extirparon el tumor maligno, el pecho y varios ganglios. Afortunadamente, estos no habían comprometido el torrente sanguíneo y estaba, por el momento, fuera de peligro. Me prescribieron una vida tranquila, lejos del esfuerzo y de cualquier preocupación. Estaba tan angustiada que el sueño se me iba por las noches y oraba hasta el amanecer. Le pedí a Dios que me abriera otros caminos para concretar mis proyectos, y me dejara vivir junto a mi familia.

Una madrugada empecé a llorar desesperadamente. Oraba aferrándome a Dios, mi sostén y fortaleza. De repente, todo mi cuerpo se contrajo y comencé a temblar. En mi mente retumbó una voz sonora de hombre maduro que me dijo: “No llores más, el mal te lo he sacado de raíz”. Esa voz llenó mi vida y mi habitación y me trajo paz y alegría. Cuando vino mi mamá le conté lo que me había ocurrido y ella me dijo: “Hijita, esa fue la voz de Dios”. Desde ese día nunca más lloré. Viví para alabar a mi Dios y servirlo con amor. Hoy tengo casi noventa años, y soy feliz haciendo la obra que el Señor me encomendó.

Amiga, todo mal entregado al Señor es “sacado de raíz” si confiamos en él. Bajo su dirección nuestra vida es luz para los que viven en oscuridad y sal para los que viven insípidamente. Vivamos por fe en Cristo para alabarlo y glorificarlo.

Rosa del Pilar Beltrán de Calle, Perú

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014

DE MUJER A MUJER

martes, 9 de septiembre de 2014

Extranjeros y peregrinos

“Conforme a la fe murieron todos estos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndolo, y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra”. Hebreos 11:13.
Vivimos en la era de lo inmediato. Esta es la época de la comida rápida y del microondas; todo se calienta rápidamente, se despacha rápidamente y se sirve rápidamente. Vivimos de prisa y nos hemos acostumbrado a requerir y recibir las cosas al instante.
Personalmente, se me hace difícil esperar por algo que anhelo mucho. “Quien espera, desespera” se suele decir; sin embargo, cuando leo el capítulo 11 de Hebreos mi paciencia se ve desafiada por la fe de esos patriarcas que, habiendo recibido la promesa de la patria eternal, no se desanimaron al no verla cumplida de inmediato. Al contrario, su fe se fortalecía con el paso del tiempo. Existen al menos tres lecciones en la actitud de esos héroes de la fe, que hoy podemos rescatar para nuestra reflexión. Primeramente, ellos creyeron. Miraron de lejos con los ojos de la fe. Estaban convencidos de la existencia de cosas que no podían ver físicamente.
En segundo lugar, estaban tan convencidos que saludaron esa promesa, es decir la abrazaron, la saborearon, la disfrutaron, le dieron la bienvenida a su nueva condición de extranjeros, y aunque no la habían recibido del todo vivían como si ya la hubiesen recibido. Eso los llevó a la tercera actitud: confesar que eran peregrinos y extranjeros en esta tierra. Su vida era diferente a la de los demás, ya no se sentían ciudadanos de un país de esta tierra, sino ciudadanos de una patria mejor. Sabían que estaban solo de paso por este mundo y que debían proclamar esta verdad para atraer a muchos más  a esa nueva tierra.
Querida amiga, al iniciar este día pidámosle al Señor que nos dé la fe y la paciencia necesarias para enfrentar los desafíos que nos esperan por delante. Nuestra fe nos hace ciudadanas de la patria celestial, y a la vez peregrinas y extranjeras en este mundo. Nuestra misión es la de ser una bendición para aquellos con los cuales nos relacionemos hoy. Vivamos de tal manera que los que te rodean anhelen, como nosotras, llegar un día a la Tierra Nueva.
 Andrea S. Egas Reyes de López, Ecuador
 DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014
DE MUJER A MUJER

miércoles, 3 de septiembre de 2014

El milagroso Set AM-PM

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”. Romanos 12:2.

En mis charlas acerca del cuidado de la piel, les pregunto a las mujeres si desearían tener una piel que luzca libre de manchas, firme, radiante y, sobre todo, sin arrugas. ¿Te imaginas? Todas quieren verse muy bien. La pregunta va dirigida a quienes estén dispuestas a seguir las indicaciones precisas para lograrlo, y es allí cuando les presento el “set milagroso AM-PM”.

AM es una solución diurna con factor de protección solar 25 (FPS25). Se aplica por la mañana y ayuda a resguardar la piel de los dañinos rayos ultravioleta A y B, disminuyendo las manchas en la piel. La opción nocturna PM acelera el proceso de renovación de la piel, restaurándola durante la noche y otorgándole elasticidad y firmeza.

He visto sorprendentes resultados en mujeres que fueron obedientes al aplicar el tratamiento, porque lo usaron en forma constante y diaria. En cambio, no fue así con aquellas que lo hicieron esporádicamente, y mucho menos con las que compraron el producto y lo dejaron guardado.

Para lucir bellas de alma, tenemos en nuestras manos un set milagroso AM-PM gratuito. Si lo usamos diariamente transformará nuestra vida: al despertarnos debemos orar, estudiar la Palabra de Dios y apartar un tiempo de las primeras horas para la comunicación con el Señor. Él nos dará protección total durante el día. Al llegar la noche, el sueño renovador nos dará la paz del descanso, y agradeceremos a Dios las bendiciones y los milagros recibidos de su mano.

Cuando pongo en práctica en mi vida este tratamiento AM-PM el día es diferente. El tiempo me rinde más, el Espíritu Santo me da entendimiento y guía mis pensamientos. Cuando me olvido y los problemas de la vida diaria me absorben y distraen, ese día los agentes externos me atacan y deterioran. Me siento fatigada, cansada y sin fuerzas.

Amiga, utilicemos diariamente el set milagroso AM-PM, entregando nuestra vida a Dios cada mañana y cada noche, y sin duda nuestra experiencia espiritual será embellecida y renovada.

Mirta Minassián de Echezarraga, Argentina

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014

DE MUJER A MUJER



¿Que Ha Hecho Dios En Tu Vida? ♥

✿ Suscribete y Recibirás mis Actualizaciones ✿