"Deléitate en el Señor, y el te concederá los deseos de tu Corazón". Salmo 37:4

martes, 9 de septiembre de 2014

Extranjeros y peregrinos

“Conforme a la fe murieron todos estos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndolo, y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra”. Hebreos 11:13.
Vivimos en la era de lo inmediato. Esta es la época de la comida rápida y del microondas; todo se calienta rápidamente, se despacha rápidamente y se sirve rápidamente. Vivimos de prisa y nos hemos acostumbrado a requerir y recibir las cosas al instante.
Personalmente, se me hace difícil esperar por algo que anhelo mucho. “Quien espera, desespera” se suele decir; sin embargo, cuando leo el capítulo 11 de Hebreos mi paciencia se ve desafiada por la fe de esos patriarcas que, habiendo recibido la promesa de la patria eternal, no se desanimaron al no verla cumplida de inmediato. Al contrario, su fe se fortalecía con el paso del tiempo. Existen al menos tres lecciones en la actitud de esos héroes de la fe, que hoy podemos rescatar para nuestra reflexión. Primeramente, ellos creyeron. Miraron de lejos con los ojos de la fe. Estaban convencidos de la existencia de cosas que no podían ver físicamente.
En segundo lugar, estaban tan convencidos que saludaron esa promesa, es decir la abrazaron, la saborearon, la disfrutaron, le dieron la bienvenida a su nueva condición de extranjeros, y aunque no la habían recibido del todo vivían como si ya la hubiesen recibido. Eso los llevó a la tercera actitud: confesar que eran peregrinos y extranjeros en esta tierra. Su vida era diferente a la de los demás, ya no se sentían ciudadanos de un país de esta tierra, sino ciudadanos de una patria mejor. Sabían que estaban solo de paso por este mundo y que debían proclamar esta verdad para atraer a muchos más  a esa nueva tierra.
Querida amiga, al iniciar este día pidámosle al Señor que nos dé la fe y la paciencia necesarias para enfrentar los desafíos que nos esperan por delante. Nuestra fe nos hace ciudadanas de la patria celestial, y a la vez peregrinas y extranjeras en este mundo. Nuestra misión es la de ser una bendición para aquellos con los cuales nos relacionemos hoy. Vivamos de tal manera que los que te rodean anhelen, como nosotras, llegar un día a la Tierra Nueva.
 Andrea S. Egas Reyes de López, Ecuador
 DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014
DE MUJER A MUJER

No hay comentarios:

Publicar un comentario

✿ Espero que te haya gustado esta entrada y te haya sido de gran Bendición para tu vida. ✿ Dios te Bendiga Hoy y Siempre ✿

Gracias por tu linda visita ♡

¿Que Ha Hecho Dios En Tu Vida? ♥

✿ Suscribete y Recibirás mis Actualizaciones ✿