"Deléitate en el Señor, y el te concederá los deseos de tu Corazón". Salmo 37:4

martes, 24 de febrero de 2015

Todo lo puedo en Cristo ♥

Todo lo puedo en Cristo que me Fortalece
Filipenses 4: 13 
Ante las diversas circunstancias que azotan nuestra vida,
aun hay una esperanza de vida. Cristo Jesús, siempre 
esta a nuestro lado, aunque no lo veamos podemos sentirlo
y aunque no lo toquemos; podemos oírlo...

Abre hoy tu corazón y oye su tierna Voz; extiende tus brazos
para sentir sus Bendiciones.







Impacto ante una pared “invisible”

Yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. 

Isaías 41:10.

Los autos se deslizaban en la carretera que, más bien, parecía una pista de hielo para patinar. Había nevado, y era difícil manejar y mantenerse en el centro del carril. Si has vivido en Grand Rapids, Michigan, puedes comprenderme. Con mi esposo y nuestros dos hijos, Jason y Yesenia, me dirigía hacia la iglesia un sábado de mañana. Mi esposo estaba conduciendo y tenía mucha dificultad para conservar el auto en el carril derecho. De pronto, sucedió lo que temíamos: El auto se deslizó y, a gran velocidad, se dirigió hacia otro vehículo que estaba estacionado a la orilla de la carretera.

Esperábamos lo peor: un gran impacto. Pero… ¡ocurrió un milagro! Nuestro automóvil se detuvo a menos de un metro del otro vehículo. Todos describimos “el impacto” como si hubiera sido contra una pared invisible. Le dimos gracias a Dios por su cuidado y le agradecimos por haber detenido nuestro automóvil.

¿Fue un ángel o una pared invisible lo que detuvo nuestro vehículo? No los sabemos; lo que sí sabemos es que Dios y nuestro ángel guardián estaban a nuestro lado y nos protegieron.

Siempre recordamos con mi esposo esta experiencia, para alentarnos y seguir adelante, sabiendo que Dios es amor y grande en misericordia. El conoce el pasado, el presente y el futuro. Tal vez estás atravesando alguna experiencia dolorosa y hasta te has preguntado: “¿Dónde está Dios cuando lo necesito tanto?” No te concentres en el día oscuro por el cual estás pasando. Toma un papel y un bolígrafo, y haz una lista de todas las veces que sabes que Dios ha estado contigo; las veces que te ha protegido, que te ha sanado física o espiritualmente. Piensa en las veces que él te ha levantado, ha sanado tus heridas. Después, agradece a Dios porque es grande y majestuoso, por todas las ocasiones en que te ha librado, aun sin que te dieras cuenta. Alaba a Dios en este día, no importa si sientes gozo o tristeza. ¡Alaba a Dios, tu Creador!-Ana Sylvia Polanco.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015

Jardines DEL ALMA



martes, 17 de febrero de 2015

Dios Nunca falla



Él sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas. Salmo 147:3.




Una prenda del amor de Dios

Y vino una voz de los cielos que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia. Marcos 1:11.

Quienes tenemos hijos adolescentes sabemos que debemos tener mucho cuidado con el tema de la autoestima, pues los chicos están construyendo la suya y, a veces, parecen muy vulnerables. “La autoestima proviene de sentir que uno es aceptado, que es capaz; proviene de saber que nuestras contribuciones son valiosas y valen la pena” (Jane Nelsen).

Nuestro Padre celestial es el mejor modelo de paternidad, pues desde el Edén tomó la iniciativa de buscar a sus hijos rebeldes, Adán y Eva, a fin de restablecer una relación amorosa con ellos. Dios nos ha amado a tal grado que dio a su propio Hijo unigénito para salvarnos de la muerte eterna, y así volvamos a vivir juntos en la armonía del cielo. Pero mientras estamos aquí, como hijos rebeldes que somos, eternos adolescentes, debemos aprender de Jesucristo, nuestro hermano mayor.

Hay una gran lección de amor en torno al bautismo de Jesús, que deberíamos apreciar. Juan se conmovió cuando vio a Jesús postrarse para pedir con lágrimas la aprobación del Padre. Entonces, escuchó las solemnes palabras: “Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia”. Dios estaba pensando en cada ser humano que ha existido y existirá sobre la tierra, en ti y en mí. “La gloria que descansó sobre Jesús es una prenda de amor de Dios hacia nosotros” (El Deseado de todas las gentes, p. 61).

Cada vez que escucho estas palabras me preguntó por qué hay personas que creen que su vida no tiene mucho valor. ¡Jesús dio su vida por ellas! En realidad, la muerte de Jesús debe recordarnos el enorme valor que cada una de nosotras tiene para Dios. Y cada vez que nos sintamos tristes, derrotadas y perplejas, hemos de recordar estas palabras consoladoras: “Esta es mi hija amada, en quien tengo complacencia”.

Jesús encontró su fortaleza en la oración y la cercanía al Padre celestial. Y yo te pregunto a ti: ¿Dónde encuentras la fuente de tu consuelo y fortaleza? ¿Acaso te abandonas a la desesperanza y te condenas a la tristeza? Pon tu vida hoy en las manos de Dios; pues él te ha dado una prenda de amor: su propia gloria que descansa sobre ti -Gabriela Hernández de Medina.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015

Jardines DEL ALMA


viernes, 13 de febrero de 2015

¡BUSCA UN PROPÓSITO!


Ciertamente la soberbia concebirá contienda; más con los avisados está la sabiduría. Prov. 13:10.
Pepe Barreto tiene una estrella en el pasillo de la fama, en Hollywood. El reconocimiento le fue otorgado por ser uno de los mejores comunicadores latinos de radio y televisión.
Sentados alrededor de una mesa del restaurante "Acapulco", en Glendale, me habló emocionado de su encuentro con Jesús. "Fue el momento más dramático de mi vida - me dijo-  Tenía fama, dinero, aplausos y todo lo que el ser humano cree que necesita para ser feliz, pero me sentía vacío y angustiado. En esas circunstancias, la Biblia llegó a mis manos y comencé a estudiarla con devoción".
Pepe me habló de su lucha interior para rendirse a Dios. La soberbia era grande, al fin de cuentas, pocas personas alcanzarían en la vida el reconocimiento público que él tenía. ¿Cómo pedirle consejo a alguien y decirle "ayúdeme, por favor?"
El texto de hoy afirma que "ciertamente la soberbia concebirá contienda". No es solo contienda con otras personas. Ese es el resultado final de la contienda interior. El soberbio no se acepta a sí mismo, su orgullo lo convence de que es superior a los demás y eso genera angustia, porque los otros no piensan de igual manera.
Conocí a Pepe Barreto transformado en una persona sencilla y deseosa de aprender de Jesús. Lo conocí cierta noche después de una reunión en la cual había hablado del amor de Dios. Pepe había ido allá queriendo oír hablar de Jesús, para crecer más en su experiencia espiritual.
Más tarde, sentados en la mesa del restaurante, me contó que en cierta ocasión llamó por teléfono a un amigo que estaba completamente hundido en el alcoholismo y las drogas, porque había perdido a su hijo. Pepe le habló de su experiencia con Cristo y del amor de Dios. Semanas después se encontró con alguien que le preguntó: "¡Oye! ¿Qué le dijiste a Tintán? Desde que lo llamaste por teléfono cambió completamente, para mejor".
Los ojos de Pepe brillaron de emoción. ''Aquel día sentí que mi vida tenía un propósito -me dijo-, aquella estrella en el pasillo de la fama será destruida cuando Jesús vuelva, pero ¡aquella vida transformada quedará por la eternidad!"
Así es que "la soberbia concebirá contienda; mas con los avisados está la sabiduría”.
Alejandro Bullón

martes, 10 de febrero de 2015

Repelente emocional

Nunca más te llamarán Desamparada, ni tu tierra se dirá más Desolada… porque el amor de Jehová estará en ti, y tu tierra será desposada. Isaías 62:4.

Alicia soñaba con formar un hogar y tener niños, pero no lograba que sus anhelos cristalizaran. Tuvo varios novios, sin embargo, las relaciones no duraban. Ella era atractiva pero, después de tratarla, nadie le proponía matrimonio. Parecía que tuviese un repelente.

Un día, Alicia me contó que era la menor de tres hermanos y una hermana. Su papá los abandonó cuando ella tenía nueve años. Su mamá tuvo que ausentarse del hogar para trabajar y poder mantenerlos. Su hermana de quince años quedó a cargo del hogar y al cuidado de sus hermanos. Resentida por la situación, se desquitaba con Alicia. La maltrataba y la golpeaba. Le asignaba las tareas más pesadas y difíciles; y aunque las hiciera bien, no expresaba aprobación. Alicia vivía triste y deprimida. Ninguno de sus hermanos la defendía y, si bien informaba de los maltratos a su mamá, ella la ignoraba y no hacía nada por aliviar su situación.

Alicia creció amargada, y ansiaba salir del hogar lo antes posible. No obstante, las relaciones que entablaba no duraban mucho tiempo, pues era celosa y caprichosa, y tenía mal genio. Ya a sus 34 años, las oportunidades de casarse escaseaban, y sufrió depresión y ataques de ansiedad.

Estudié la Biblia con Alicia y le presenté al Novio de la iglesia. Se enamoró espiritualmente de Cristo y entabló una relación íntima con él. Ahora se siente aceptada, perdonada y valorada. Por fin encontró el verdadero Amor de su vida quien, con su ejemplo y su Espíritu, la libró de las cadenas de rencor que la tenían atada.

Es difícil superar por cuenta propia los traumas de la niñez; sin embargo, si te identificas con Alicia, confía en la salud emocional que solo Jesús puede darte: “Yo te restauraré y sanaré tus heridas -afirma el Señor-, porque te han llamado la Desechada, la pobre… la que a nadie le importa” (Jer. 30:17; NVI).

Poco después, Alicia se casó con un buen muchacho. Dios les ha concedido un hogar feliz, libre de las ataduras emocionales del pasado.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015

Jardines DEL ALMA



jueves, 5 de febrero de 2015

UN VIVO CELO POR DIOS

El respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida. 1 de Reyes 19: 14
Elías había pasado momentos duros de depresión e inseguridad, sin embargo cuando se encontró con Dios en el monte, su fe estaba fortalecida, cuando Dios le manifestó el verdadero propósito por el cual le había llamado, Elías renovó sus fuerzas y comprendió cual era el sentido de su misión, la depresión a causa del temor de sus perseguidores se había disipado y su confianza en Dios estaba en optimas condiciones. Elías estaba listo para emprender un nuevo camino y terminar la obra que se le había encomendado, pues como profeta de Dios, Elías había experimentado duros procesos de prueba que moldearon más su carácter y refinaron su vida a tal punto que era un hombre de más fe y seguridad, pues suele suceder que cuando Dios designa una labor grande para nosotros, no basta nuestra propia fuerza, sino necesitamos ese poder que proviene de lo alto, pero para obtenerlo necesitamos primero pasar por el crisol de la vida.
Elías sentía un vivo celo por Dios y es lo que Dios desea desarrollar en cada uno de nosotros, esa pasión por el evangelio, por ir a otros y pregonar las buenas nuevas de salvación, es necesario que abracemos la ley del Eterno y que amemos su palabra a tal punto que esta nos sea tan necesaria como el aire para respirar, Dios desea obrar en nuestro corazón y emociones a fin de que sean solidas y de esa manera la fuerza del Espíritu Santo ejerza fuerza en nuestro interior y nada derribe lo que Dios ha trabajado en cada uno de nosotros.
Sentir un vivo celo por Dios es dejar a un lado nuestros propios gustos e involucrarnos en todo aquello que Dios disponga para nuestra labor, en ocasiones sucederá que Dios nos pedirá cosas que quizás no sean tan agradables para nosotros, pues la vida cristiana muchas veces tiene sacrificios que son necesarios a fin de perfeccionarnos, somos como ese carbón que Dios pule para convertirnos en diamantes y así brillar para su gloria. Sin importar cuanto tengamos que sacrificar o cuantas tempestades soportemos, honrar a Dios y glorificarlo en todo lo que hacemos será la elección más sabia que podamos hacer.
El Eterno quiere prepararnos para sus propósitos, hoy es un día para tomar nuevas decisiones y lo mejor que puedes elegir es la porción divina que hará de ti una persona capaz de poder discernir correctamente y de esa manera realizar la obra para la cual fuiste diseñado. Si ya pasaste por el desierto de la vida, es momento de detenerse un poco, de respirar el aroma celestial y abrevar de esa agua vital que Dios nos brinda para proseguir.
Adquiere un vivo celo por Dios como lo hizo Elías y cuando comiences a experimentar esa transformación en tu ser y descubras cuantas cosas Dios puede hacer por medio de ti, te sorprenderás al ver los milagros que experimentaras, fuiste creado para un propósito más grande que el de solo vivir, eres un embajador del cielo en este mundo para pregonar un mensaje eterno, levántate, ten ánimos y sigue adelante perseverando en tu fe, que nada te detenga y que este día puedas convertirte en un emisario del Señor que cuente a otros sus grandes maravillas. Hoy es un día para tener celo por Dios y hacer lo más maravilloso del mundo, la obra de nuestro Padre celestial.

Confiando en Dios cada dia


El Señor quiere que pidamos para que podamos recibir. Hay mensajeros celestiales que esperan una petición sincera para acercarse al alma hambrienta y sedienta. Busquen a Dios, entonces, con toda el alma. Esperen en el Señor.

Si piden creyendo, recibirán. 
Crean que van a recibir las cosas que piden y las tendrán. Acudan con corazón humilde, pero invoquen la promesa. Entonces crean que van a recibir.

El nombre supremo de nuestro Salvador es nuestra seguridad y la razón de nuestra osadía. Dios se nos presenta como quien escucha las oraciones.
Mantengan buenas relaciones con Dios, para que puedan tener el testimonio del Espíritu de que se cuentan entre los elegidos y fieles, en quienes él confía.

-Cada día con Dios.

HÉROES ANÓNIMOS

Y yo haré que queden en Israel siete mil, cuyas rodillas no se doblaron ante Baal, y cuyas bocas no lo besaron. 1 de Reyes 19:18
Cuando Elías estuvo en su depresión, fue incapaz de ver más allá de lo que sus propios ojos miraban, consideraba que solo él estaba peleando en la causa de Dios y consideró dura su labor al sentirse solo e incomprendido, sin embargo detrás del telón Dios sabía que Elías no estaba solo en la peregrinación, pues aunque profetas eran levantados para amonestar al pueblo, Dios siempre tenía hijos e hijas que nunca doblaban rodillas ante los dioses paganos y aunque no eran reconocidos ni tampoco sabemos sus nombres, estos eran héroes anónimos que se mantuvieron del lado de la verdad, no flaquearon y fueron quienes ayudaron a la causa de una manera tal que sin su aporte no habría sido capaz de llevarse tal obra.
Hoy en día de igual manera hay muchos héroes de la fe que en su anonimato han hecho gran impacto en la obra, a veces consideramos que los grandes líderes religiosos son los únicos llamados a hacer una gran obra, sin embargo cada uno de nosotros tiene una labor que hacer, pues todos formamos parte del rompecabezas del evangelio y somos una pieza indispensable, de igual forma a veces también adoptamos la idea de Elías, al pensar que estamos solos en la causa, que el celo que tenemos por el evangelio y los estatutos divinos, únicamente los sentimos nosotros, pero en el mundo hay muchos hombres y mujeres que no se han vendido al secularismo ni a la falsedad de baal, no han doblado sus rodillas, su mirada se mantiene firme en el Señor y un día cuando estemos en el cielo los conoceremos, para luego en la tierra nueva poder vivir en armonía junto a nuestros hermanos de la fe.
Todos pertenecemos al cuerpo de Cristo y como Elías es necesario reconocer que no somos individuales, que todos tenemos dones y talentos distintos a fin de conformar la obra completa, unos cantan, otros predican, algunos escribe, otros tienen el don de enseñar y ministrar, otros el don de orar y así podría mencionar muchos y cada uno de los talentos que tú posees pueden ser grandemente utilizados para la causa de Cristo. Quizá a veces puedas sentirte solo en tu lucha con Cristo, se lo difícil que es hoy en día diferenciar entre el trigo y la cizaña, pero a pesar de ello Dios aún tiene personas fieles, por lo tanto no te sientas solo en este barco de la fe y dedica todas tus fuerzas y energías a la causa de Cristo, pues el tiempo está por agotarse y pronto iremos a un lugar mejor.
Al final de la historia solo habrán dos grupos de personas, lo que doblaron sus rodillas para servir a baal y los que no las doblaron y se mantuvieron firmes a la verdad de Dios so pena de muerte, hoy en día es cuando debemos decidir, despojarnos de todo aquello que nos haga doblar rodillas ante dioses extraños, el Señor quiere limpiarnos y hacernos puros para gloria y así ser participes de la salvación que nos ha ofrecido. Este día puedes hacer la diferencia y de igual manera orar por aquellos héroes anónimos que no han vendido su fe, que se mantienen integras ante el Señor, en este mundo nunca los conoceremos, pero llegará un día donde toda la obra que se ha hecho saldrá a la luz y podremos contemplar cuanto hizo Cristo por medio de otros y por medio de nosotros mismos.
Dios bendiga tu día y como Elías decidas usar todo tu talento y junto a otros unir esfuerzos para pregonar el mensaje de salvación y sin importar cuanta cizaña haya en nuestro campo, recordemos que fuimos llamados a ser trigo, pues un día el segador llegará y nuestros buenos frutos serán recompensados.



martes, 3 de febrero de 2015

Nuestras palabras


Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Mateo 12:36.

 ¿Nos hemos arrepentido alguna vez de haber dicho algo que no debíamos? ¿Cuán importantes son las palabras que usamos cada día en nuestro trato con los demás? Especialmente, ¿cuánto valoramos las palabras que utilizamos en el círculo familiar?

Es en nuestro círculo familiar donde tenemos algunos de nuestros mayores retos. Es ahí donde los que viven en nuestra casa llegan a conocer quiénes somos realmente; este es nuestro primer campo misionero.

Varias veces he sufrido las consecuencias de no hablar las palabras adecuadas al dirigirme a mi esposo o a mis hijos. En su libro El arte perdido de pensar, el Dr. Neil Nedley habla de los “pensadores de todo o nada”, a quienes les gusta simplificar las palabras y utilizan solo extremos o absolutos. Por ejemplo: bueno o malo, magnífico u horrible. Menciona algunas de las palabras extremistas que usamos diariamente, y nos anima a cambiarlas y a cultivar un pensamiento más positivo. Palabras y expresiones como: siempre, nunca, deberías, todo, terrible, nada, horrible, totalmente, espantoso, completamente… ¿Nos suenan conocidas? ¡Cuán diferente sería nuestro hogar si tuviéramos más cuidado al usar estas palabras!

¿Cuántas veces hemos herido al ser amado con las palabras descuidadas que usamos? ¿Hemos preguntado alguna vez a nuestros familiares y amigos cómo suenan nuestras palabras en sus oídos? ¿Les inspirarán paz, o causarán ansiedad y enojo? ¡Cuán reconfortante es la reconciliación! ¡Cuántas veces, como esposa y madre, he tenido que pedir perdón a mi esposo y a mis hijos! Gracias a Dios, que transforma corazones.

Siempre hay retos que superar, y nuestro hablar es uno de los más grandes. La lengua es pequeña, pero poderosa para edificar o destruir. Evaluemos nuestras palabras y consideremos si son para bendición o si provocan dolor innecesario. Que nuestro hablar pueda reflejar el amor de Dios, y que los que nos rodean puedan ser bendecidos por nuestras palabras. Rindamos a Dios el control de nuestra lengua; y si caemos, que el Señor nos restaure.

Maru McDonald.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015

Jardines DEL ALMA


El terrible experimento de la rebelión


Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles. Apocalipsis 12:7.

Como dijimos ayer, hasta la eternidad hay cosas que no podrás comprender, hasta que Dios te las explique cara a cara. Pero una cosa sí es clara en la Revelación de Dios: todo el sufrimiento es producto del terrible experimento de la rebelión y de que estamos en un planeta rebelde, que se ha independizado de Dios y de su gobierno.

La Biblia revela que, antes de la creación de nuestro planeta, un ser angelical, Lucifer, creado perfecto, sabio y hermoso, cuestionó el derecho de Dios a gobernar a sus criaturas inteligentes. En su imaginación, elaboró la hipótesis de que tanto él como sus compañeros angelicales podrían ser más felices, podrían alcanzar un nivel mayor de desarrollo y de plenitud, si se independizaban de Dios y pasaban a ser ellos mismos su propio centro de referencia moral, si afirmaban su propia voluntad como absolutamente soberana en sus vidas. Como se hace con toda teoría científica, para corroborar su corrección, creyó que habría que refrendarla mediante la experimentación: se inició, entonces, “el terrible experimento de la rebeldía”:

“La rebeldía de Satanás, cual testimonio perpetuo de la naturaleza y de los resultados terribles del pecado, debía servir de lección al universo en todo el curso de las edades futuras. La obra del gobierno de Satanás, sus efectos sobre los hombres y los ángeles, harían patentes los resultados del desprecio de la autoridad divina. Demostrarían que de la existencia del gobierno de Dios y de su Ley depende el bienestar de todas las criaturas que él ha formado. De este modo, la historia del terrible experimento de la rebeldía sería para todos los seres santos una salvaguardia eterna destinada a precaverlos contra todo engaño respecto de la índole de la transgresión”.

¿Te sumarás a este terrible experimento o confiarás en la sabiduría y el amor infinito de Dios, y en que el hecho de que Dios gobierne en tu vida es lo mejor que te puede suceder? Tienes que tomar una decisión.


EL TESORO ESCONDIDO

Por: Pablo M. Claverie

domingo, 1 de febrero de 2015

Alabanza y devoción


Bueno es alabarte, oh Jehová, y cantar salmos a tu nombre, oh Altísimo; anunciar por la mañana tu misericordia, y tu fidelidad cada noche. Salmo 92:1, 2.

¡Qué gozo es comenzar el día alabando a Dios! Recuerdo cuando mamá nos levantaba al amanecer para el culto matutino. Nuestro despertador eran sus cantos de alabanza, rebosantes de gratitud al Dador de la vida. ¡Con cuánta alegría entonábamos alabanzas a Dios! Se nos hacía corto el tiempo que dedicábamos a cantar. A veces, al terminar el culto, los hijos nos quedábamos cantando, simplemente por el gozo de alabar al Señor, mientras mamá emprendía las tareas de la jornada. Paz y alegría llenaban la atmósfera, y nuestro día se hacía llevadero y feliz. Esos momentos aún impactan mi vida. El salmista expresó: “Bueno es alabarte, oh Jehová, y cantar salmos a tu nombre, oh Altísimo; anunciar por la mañana tu misericordia y tu fidelidad cada noche”. Es importante dedicar los primeros minutos del día a la comunión con él. Nuestro Padre ansia hablarnos, dirigirnos y bendecirnos. Al entregarnos a Dios en la mañana para que él obre en nosotras conforme a su voluntad, estaremos seguras. Si vamos con Jesús, nada logrará perturbarnos ni sacarnos del carril que lleva al cielo.

Elevar nuestro pensamiento a Dios mientras cumplimos nuestras responsabilidades nos mantendrá en comunión con la fuente de inagotable poder. De no ser posible hacerlo en voz alta, podemos alabarle con el pensamiento. Mantengamos en el corazón un cántico al Rey de reyes. Alabémosle aun en la adversidad, porque él es digno de alabanza; porque “a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien” (Rom. 8:28).

Al terminar el día, es una dulce bendición llegar ante su presencia con alabanza para que, meditando en todo lo que él ha hecho durante el día por nosotras, en nosotras y a través de nosotras, lo exaltemos por su fidelidad. Alabemos a Dios de corazón, testifiquemos así que tenemos un Dios vivo. ¡Cuán grato es depositar nuestros cuidados en las manos de un Dios tierno, que vela por ti y por mí! Y poder decir antes de acostarnos: “En paz me acostaré, y asimismo dormiré; porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado” (Sal. 4:8).-Rhodi Alers de López.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015

Jardines DEL ALMA




Gracias por tu linda visita ♡

¿Que Ha Hecho Dios En Tu Vida? ♥

✿ Suscribete y Recibirás mis Actualizaciones ✿