"Deléitate en el Señor, y el te concederá los deseos de tu Corazón". Salmo 37:4

viernes, 13 de febrero de 2015

¡BUSCA UN PROPÓSITO!


Ciertamente la soberbia concebirá contienda; más con los avisados está la sabiduría. Prov. 13:10.
Pepe Barreto tiene una estrella en el pasillo de la fama, en Hollywood. El reconocimiento le fue otorgado por ser uno de los mejores comunicadores latinos de radio y televisión.
Sentados alrededor de una mesa del restaurante "Acapulco", en Glendale, me habló emocionado de su encuentro con Jesús. "Fue el momento más dramático de mi vida - me dijo-  Tenía fama, dinero, aplausos y todo lo que el ser humano cree que necesita para ser feliz, pero me sentía vacío y angustiado. En esas circunstancias, la Biblia llegó a mis manos y comencé a estudiarla con devoción".
Pepe me habló de su lucha interior para rendirse a Dios. La soberbia era grande, al fin de cuentas, pocas personas alcanzarían en la vida el reconocimiento público que él tenía. ¿Cómo pedirle consejo a alguien y decirle "ayúdeme, por favor?"
El texto de hoy afirma que "ciertamente la soberbia concebirá contienda". No es solo contienda con otras personas. Ese es el resultado final de la contienda interior. El soberbio no se acepta a sí mismo, su orgullo lo convence de que es superior a los demás y eso genera angustia, porque los otros no piensan de igual manera.
Conocí a Pepe Barreto transformado en una persona sencilla y deseosa de aprender de Jesús. Lo conocí cierta noche después de una reunión en la cual había hablado del amor de Dios. Pepe había ido allá queriendo oír hablar de Jesús, para crecer más en su experiencia espiritual.
Más tarde, sentados en la mesa del restaurante, me contó que en cierta ocasión llamó por teléfono a un amigo que estaba completamente hundido en el alcoholismo y las drogas, porque había perdido a su hijo. Pepe le habló de su experiencia con Cristo y del amor de Dios. Semanas después se encontró con alguien que le preguntó: "¡Oye! ¿Qué le dijiste a Tintán? Desde que lo llamaste por teléfono cambió completamente, para mejor".
Los ojos de Pepe brillaron de emoción. ''Aquel día sentí que mi vida tenía un propósito -me dijo-, aquella estrella en el pasillo de la fama será destruida cuando Jesús vuelva, pero ¡aquella vida transformada quedará por la eternidad!"
Así es que "la soberbia concebirá contienda; mas con los avisados está la sabiduría”.
Alejandro Bullón

No hay comentarios:

Publicar un comentario

✿ Espero que te haya gustado esta entrada y te haya sido de gran Bendición para tu vida. ✿ Dios te Bendiga Hoy y Siempre ✿

Gracias por tu linda visita ♡

¿Que Ha Hecho Dios En Tu Vida? ♥

✿ Suscribete y Recibirás mis Actualizaciones ✿