"Deléitate en el Señor, y el te concederá los deseos de tu Corazón". Salmo 37:4

domingo, 31 de julio de 2016

ASTUTOS AGENTES ENEMIGOS

Cuando lo oyeron todos nuestros enemigos  conocieron que por nuestro Dios había sido hecha esta obra. (Nehemías 6: 16.)

Cada vez que se comienza un verdadero trabajo para Dios, Satanás suscita oposición. Nehemías inspiró exitosamente a los judíos a reconstruir los muros de Jerusalén, y esto señaló al enemigo que tenía que contrarrestar el movimiento. El diablo tenia listos a tres hombres: Sanbalat, Tobias y Gesem.

“¿Qué están haciendo estos débiles judíos?”, preguntó Sanbalat sarcásticamente. “¿Piensan que pueden fortalecerse y hacer piedras de un montón de basura?”, rio Tobías, sacudiendo su cabeza. “Sea lo que fuere que están construyendo, si un zorro subiera sobre su muro lo derribaría”.

Se difundieron rumores de que Nehemías estaba intentando rebelarse contra el Imperio Persa y que se instalaría como rey. Esto tampoco funcionó. Los agentes del diablo ahora estaban realmente enojados, y comenzaron a conspirar para usar la fuerza.

Para estas alturas, algunas de las autoridades judías comenzaron a debilitarse. Aquellos que en efecto no estaban ayudando, pronto se unieron a los esfuerzos de Sanbalat y su séquito.

Pero. todo esto encendió el entusiasmo y la determinación de Nehemías. Sabía que su Dios estaba con él en este trabajo y que nada lo iba a detener.

Proveyó de armas de guerra a la mitad del equipo de trabajo, mientras la otra mitad trabajaba con sus espadas a su lado. instruyó a un trompetista para que se parara justo a su lado y colocó a los sacerdotes a lo largo del muro para sonar una alarma en caso de que el enemigo intentara un ataque.

Los enemigos de Israel sabían que tenían que hacer algo para detener a Nehemías. Sanbalat sugirió que se encontraran para una reunión, tramando en secreto matarlo. Pero, Nehemías no iba a caer en tal trampa y le envió un mensaje de regreso que decía: “Estoy haciendo un trabajo importante, así que no puedo ir”. Más tarde, Sanbalat invitó al astuto Semaías a urgir a Nehemías a encontrar seguridad en el Templo. “Te van a

matar, mejor, escóndete”, le dijo. Pero Nehemías también se dio cuenta de lo que estaban maquinando. “¿Por qué debería huir un hombre como yo ‘? No entrará”, fue su valiente respuesta.

A pesar de todas las conspiraciones, el trabajo en el muro fue finalmente terminado. Y los enemigos supieron que Dios estaba con su pueblo.

sábado, 9 de julio de 2016

RESTAURACION DEL DOMINIO.


La religión pura y sin macula, delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha en el mundo.

SANTIAGO 1:27
La religión pura y sin macula, delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha en el mundo.
Un corazón engañoso es el resultado de una religiosidad vacía, la verdadera religión se expresa en la vida diaria con nuestros actos hacia las demás personas, haciéndolos sentir bien, restaurándolos en el nombre de Jesús!!
Jesús hizo todo por MI, por TI y por TODOS, nosotros somos llamados a alcanzar otras almas para Cristo, a ayudar a ser muchas cosas para alcanzar a tantas personas que lo necesitan, debemos atender sus necesidades físicas y enseñarles el mejor camino de la vida, honrarlos y decirles que son especiales para nuestro Padre!!
Una religión vacía se traicionara así misma en las relaciones con los demás, hacer distinciones superficiales, avergonzarnos de los necesitados, dar preferencia a quienes tienen prestigio o dinero es incomparable con la fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo, que quita todo favoritismo basado en riqueza o clase social!!
Jesús nos toma, nos limpia, nos restaura, es por eso que nosotros debemos ser faros de luz en todo momento!!

No dejemos de orar, porque Dios escucha a los que con amor y con fe le piden!!


domingo, 3 de julio de 2016

“VIDA, MUCHA VIDA.”

“¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero, si pierde la vida?” (Mat. 16:26).

¿A QUÉ ASPIRAMOS EN LA VIDA? ¿A vivir sin dificultades o a vivir según los principios del reino de Dios? Cuando aspiramos a seguir en las huellas del Maestro, ciertos conflictos o dilemas dejan de ser tales para nosotras, porque nos mueven el amor, la paz, la justicia, el perdón… Es el apego al provecho que podemos obtener de las cosas de esta tierra lo que nos rebaja tantas veces a actuar al margen de los principios de Dios. Existe un gran contraste entre quien busca lo pasajero y quien persigue la bendición divina, incluya o no ventajas temporales.

La vida comienza cuando nos ponemos en consonancia con aquel que es la vida. Sus principios, que rigen el cielo, algún día serán instaurados aquí en esta tierra. Esos principios no buscan el bien para uno mismo, sino hacer el bien a los demás. Por eso C. S. Lewis, el autor de nuestra frase de hoy, afirma: “Si leemos la historia, veremos que los cristianos que más hicieron por el mundo presente, fueron precisamente los que más se ocuparon del venidero”.

Dicho en otras palabras: cuando centramos nuestra vida aquí en buscar el reino de Dios y su justicia es cuando comenzamos a ser activos para favorecer los principios que representa. Dios no gobierna este mundo, pero sí nos gobierna a nosotros, los cristianos, por eso este mundo cambia cuando cambiamos nosotros, cuando vivimos bajo el lema divino: amaos los unos a los otros 
(ver Juan 13:34).

Pablo nos da la clave de cómo vivir aquí en esta tierra esa vida que es vida de verdad: “A nada le concedo valor si lo comparo con el bien supremo de conocer a Cristo Jesús, mi Señor” (Fil. 3:8). Conocer a Cristo cambia por completo nuestra perspectiva de la vida y nuestra manera de vivirla. Hagamos historia en este mundo viviendo como viviremos en el otro, y de ese modo sacaremos el máximo provecho de la vida aquí y recibiremos la vida allá.

Solo los principios de Dios permanecen. Solo los principios de Dios dan la vida. Aspiremos a vivir de tal manera que todos se den cuenta de que nuestras miras están puestas más allá de este mundo que, por otra parte, no permanecerá para siempre.

Aspiren al cielo, y obtendrán la tierra por añadidura; aspiren a la tierra, y no tendrán ni lo uno, ni lo otro. C. S. Lewis

Tomado de: Lecturas devocionales para Damas 2016
“Ante Todo, Ser Cristiana”
Por: Mónica Díaz

¿Que Ha Hecho Dios En Tu Vida? ♥

✿ Suscribete y Recibirás mis Actualizaciones ✿