"Deléitate en el Señor, y el te concederá los deseos de tu Corazón". Salmo 37:4

martes, 3 de diciembre de 2013

Por eso me llaman ¨discípulo¨.

Mi mayor título es ser hijo de Dios.
Mi más grande honor es representarlo. 
Mi esperanza realizar Su propósito.
Mi deseo por encima de todos es cumplir Su voluntad. 
Mi ambición es ser un buen siervo.
Mi anhelo es vivir a la altura de Sus expectativas.
Mi privilegio es realizar lo que otros no intentaron por considerarlo imposible.
Mi desafío es superarme a mí mismo. 
Mi ideal es que mis proyectos nunca sean más trascendentes que la razón por la que los realizo. 
Mi empeño es dejarme guiar cada día. 
Mi interés es que Dios sea reconocido. 
Mi gloria es reflejar Su amor. 
Mi obligación es mirar a las personas como un fin y no como un medio.
Mi misión es dar lo mejor en la situación que esté. 
Mi logro es haber entendido que el otro es tan importante como yo. 
Mi meta es caminar hasta el final junto al más débil. 
Mi aspiración es que el necesitado me vea como un hermano. 
Mi temor es ser contado con los que vivieron sólo para sí. 
Mi seguridad proviene de conocer a Quién sirvo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

✿ Espero que te haya gustado esta entrada y te haya sido de gran Bendición para tu vida. ✿ Dios te Bendiga Hoy y Siempre ✿

¿Que Ha Hecho Dios En Tu Vida? ♥

✿ Suscribete y Recibirás mis Actualizaciones ✿