"Deléitate en el Señor, y el te concederá los deseos de tu Corazón". Salmo 37:4

martes, 28 de julio de 2015

“Madre hay una sola” (en este caso dos)

Vio ella la arquilla en el carrizal, y envió una criada suya a que la tomase. Éxodo 2:5

Ella era poderosa. Un imperio yacía ante sus plantas, y ella, como una esfinge, señoreaba sobre todo. Pero no tenía hijos. Esa tarde ella sintió el impulso de ir al río. Sus doncellas se apresuraron a complacerla, y pronto estuvieron en la ribera del Nilo.

Ella contempló el río. El Nilo era Egipto. Y Egipto era suyo. Ella entró en las aguas, soñando. ¡Oh si el dios del Nilo tuviera esa tarde algo que darle además de la caricia de sus aguas! ¡Oh si el vacío de su alma fuera llenado con algún don del río! Y entonces ocurrió el prodigio. Entre los juncos se mecía una canasta. Ella alcanzó el rústico objeto cubierto de brea.

Lo abrió y su corazón saltó. En la canasta se hallaba un niño.

Ella miró en todas direcciones, cuidándose de todos… y de pronto volvió en sí. No tenía que cuidarse de nadie. Ella pertenecía al grupo más privilegiado. Salió del Nilo estrechando a su hijo. ¿Su hijo? Se trataba un niño hebreo, cuya madre lo había escondido para salvarlo —el Dios de los esclavos sí que hacía prodigios—. Su padre, el faraón, había ordenado echar al río a los recién nacidos hebreos.

Se propuso proteger al niño. Tenía que proveerle alimento y ocultarlo de su padre. Ahora entendía la aflicción de los hebreos. Entonces llegó la solución. Una niña hebrea le propuso conseguirle una nodriza. Ella no lo sabía, pero aquella niña era la hermana de su hijo. Y la nodriza sería la madre biológica de… Moisés, el niño sacado de las aguas. Y aceptó. La niña trajo a su madre, que fue contratada como nodriza.

El niño destinado a la muerte ahora tenía dos madres: una rica en bienes materiales, la otra pródiga en leche; ambas ricas en amor. La madre hebrea disfrutó al niño durante doce años. Luego, ellas volvieron a llorar juntas, una al darle la bienvenida, la otra al despedirlo. Y ese niño llegó a ser príncipe de dos pueblos: Egipto e Israel. Sirvió a dos patrias, y correspondió a sus dos madres, a la egipcia que lo puso a un paso del trono, y a la hebrea que lo crió ante el altar de Jehová.

La manera en que Jocabed protegió a Moisés es digna de emulación. Y el acto de la faraona que adoptó al hijo ajeno, habla de una mujer cuya nobleza de alma superó a la del linaje. Madre solo hay una. En algunos casos dos. Gracias, oh Dios, por la maternidad.— Esmirna Bush.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015

Jardines DEL ALMA

domingo, 19 de julio de 2015

Imágenes de la Semana

Acá les dejo este Post con todas las imágenes con mensajes
usadas en todas mis paginas Web...
Espero que les guste y les puedan ser de Bendición.








El Poder de la Oración - ¿Cuán poderosa es?


El poder de la oración no debe ser subestimado. Santiago 5:16-18 declara, “...


La oración eficaz del justo puede mucho. Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió en la tierra por tres años y seis meses. Y otra vez oró, y el cielo dió lluvia, y la tierra produjo su fruto.” Dios definitivamente escucha las oraciones, responde a las oraciones y se mueve en respuesta a las oraciones.

Jesús enseñó, “...porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá y se pasará; y nada os será imposible.” (Mateo 17:20). 2 Corintios 10:45 nos dice, “porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo.” La Biblia nos urge “orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos.” (Efesios 6:18)



El Poder de la Oración - ¿Cómo me aprovecho de él?
El poder de la oración no es el resultado de la persona orando. Por el contrario, el poder reside en el Dios a quién oramos. Juan 5:14-15 dice, “Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.” No importa quién esté orando, la pasión en la oración, o el propósito de la oración – Dios responde a las peticiones que están de acuerdo con su voluntad. Su repuesta no siempre es sí, pero siempre es en nuestro mejor interés. Cuando nuestros deseos se alinean con Su voluntad, lo entenderemos en su momento. Cuando oramos apasionadamente y con propósito, de acuerdo con la voluntad de Dios, ¡Dios responde poderosamente!






El Primer Lugar es para Dios

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. (Mateo 6:33)

Una de las Cosas que mas me llena de felicidad es pensar cuanto  Dios me Ama y desea lo mejor para mi. cuando fallamos empieza esa cosita a rondar en la conciencia de cada persona; mas aun cuando sabemos que no estamos caminando correctamente, o por lo menos no como Dios desea que lo hagamos, es entonces en donde el Espíritu Santo empieza a trabajar en la mente y los corazones de cada persona para hacerle reflexionar sobre aquello que no nos conviene o no es correcta para nuestras vidas, yo lo he experimentado en mi diario vivir. 

Dios me ha hecho entender que cuando vivimos una vida aliada con Cristo; y en algún momento pretendemos realizar alguna actividad sin la correcta aprobación de Dios, no todo precisamente nos puede salir bien!!! O por lo menos eso siento yo!!! pueda de que salga bien aquello que hemos realizado! pero es acaso lo que Dios desea para nosotros? es conveniente esa desicion para nuestras vidas personales? Influirá eso en nuestra vida espiritual? tendrá un buen Fin? estas y muchas incógnitas vendrán a nuestras mentes una vez que estamos acostumbrados a depender de la voluntad de Dios y nos salimos fuera de su alcance. 

No digo con esto que  todo lo que hacemos es malo!!! pero si todo lo que debemos hacer (planes, metas...) deberían estar sujetas bajo la divida voluntad y aprobación de Dios.

Hagamos de nuestras vidas un mejor y agradable paso por este mundo, si mantenemos una mejor y constante comunicación con nuestro Creador dejandole a El...  el primer lugar.

By: Erika. C




martes, 14 de julio de 2015

Aquí, el más pequeño es el mayor

Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos. Mateo 20:25-28.

El cristianismo verdadero, por naturaleza, es siempre contracultural, subversivo de los valores falsos y egoístas impuestos en este mundo por el pecado. Y a través de los siglos, el enemigo de Dios se las ha arreglado para desvirtuar el verdadero sentido del cristianismo, e históricamente este se ha visto enredado en cuestiones de poder, de dominio y aun de abuso sobre la sociedad circundante.

Hoy, también vemos que muchos cristianos están preocupados por el estatus, el confort, el prestigio, la apariencia, la “imagen” de éxito y de poder, y el ejercer dominio y control sobre las personas que les están subordinadas. Honramos a la gente con títulos, con poder económico, con cargos de autoridad política o dentro de nuestras iglesias, mientras que ignoramos a la gente humilde que, con esfuerzo y sacrificio, son verdaderos héroes morales, que luchan día tras día para ganar su sustento y brindar lo mejor que pueden a sus familias.

Para Jesús, la gente que más merece honra no es la que ostenta el éxito profesional o económico, sino aquellos que son más bondadosos de corazón, más humildes, más llenos de amor y de un espíritu desinteresado de servicio al necesitado.

Lo que importa no es la opinión de la gente soberbia y hueca de este mundo, sino de las personas sensatas, de fina sensibilidad moral, que están esperando que los cristianos vivan como su Maestro, y lo representen por medio de vidas humildes, sencillas, amorosas y abnegadas. No necesitamos ostentar mansiones ni autos último modelo, no es necesario vestir a la última moda ni gozar de los adelantos de la tecnología para honrar a Cristo. Lo que necesitamos es ser como Jesús, vivir como él vivió, amando y sirviendo al prójimo, sin buscar ningún honor para nosotros mismos. Esto es el verdadero cristianismo.

EL TESORO ESCONDIDO

Por: Pablo M. Claverie



Siempre gozosas

Gustad, y ved que es bueno Jehová. Salmo 34:8

Estaba de nuevo en mi ciudad natal. Había ido allí de vacaciones. Durante ese tiempo, fui a visitar a mi amiga Mercedes. Había llevado la meditación para damas en inglés: Blessed [Bendecida], editada por Ardis Dick Stenbakken, con el propósito de leerle algo en inglés. A ella le gusta mucho ese idioma, y lo domina muy bien. Suele decir que, cuando vienen oradores que predican en inglés, ella recibe una doble bendición con el mensaje.

Nunca olvidaré esa visita. Le leí la meditación para ese día y, al final, cantamos una alabanza en inglés. Yo cantaba la soprano y ella, la contralto. Con los ojos cerrados y nuestras manos entrelazadas, entonamos: “¡Alcancé salvación!”. Olvidando que estábamos sentadas en el portal de su casa, sentí como que ya estábamos en el cielo con Jesús.

Cuando yo era niña, Mercedes era quien me arreglaba el cabello. También llegamos a pertenecer al mismo coro de la iglesia. ¡Con cuánto gozo me agradeció la visita! Le dije que la bendecida había sido yo, pues sus expresiones de alegría y alabanza a Dios cuando leíamos la meditación eran inigualables. Mercedes alababa al Señor, a pesar de que sus condiciones de vida no eran las mejores, y daba gracias por todas sus bondades y misericordia. ¡Estaba sencillamente feliz de haber conocido a ese Jehová de los ejércitos, su Escudo y Roca fuerte!

Como Mercedes, a pesar de que sus condiciones de vida no eran las mejores, ¿alabas tú cada día, mi hermana, a ese mismo Jehová de los ejércitos, por ser tu Roca fuerte? Cuenta tus bendiciones, pues en realidad hay que: “Gustar y ver que Jehová es bueno. Dichosa la mujer que en él confia”.

Caminemos hoy con esta certeza, a pesar de las dificultades que estemos padeciendo. El Señor sigue siendo muy bueno. Él sabe lo que es mejor y, muy pronto, todo lo malo tendrá su fin. Muy pronto pondremos a sus pies las coronas que él nos dará, y por toda la eternidad gustaremos y veremos cuán bueno es Jehová. Que el Espíritu Santo nos ayude para que, cuando Jesús venga, nos encuentre fieles y gozosas.

— Mirthica Duthill.



viernes, 10 de julio de 2015

Las Promesas de Dios son para Siempre

Es imposible que una persona pueda lidiar con un problema y resolverlo, si se niega a admitir que este existe. Si no somos honestos con nosotros mismos, admitimos que sentimos ira, buscamos en nuestro interior la causa, y lidiamos con ella; no podremos tener verdadera paz. Aún peor: nos costará mucho más trabajo crecer en santidad y convertirnos en la persona que Dios nos llama a ser.
“Más vale paciencia que valentía y dominarse que conquistar una ciudad.” “Respuesta blanda aplaca la ira, palabra hiriente atiza la cólera. Hombre colérico atiza las pendencias, hombre paciente calma la riña.” (Proverbios 15:1, 18)
“Niégate a discusiones estúpidas y superficiales, sabiendo que acaban en peleas; y uno que sirve al Señor no debe pelearse, sino ser amable con todos…suave para corregir a los contradictores…” 
(2 Timoteo 2:23-25)
Estas citas bíblicas no nos están diciendo que tenemos que soportar calladamente todo lo que nos ofenda o dañe y no tomar absolutamente ninguna acción. En definitiva lo que Dios nos pide en su palabra, la Biblia, es que dominemos nuestra ira para que esta no nos domine a nosotros. Tenemos que aprender a expresarla de una manera adecuada y positiva.


Sigue adelante

Dijo Dios: “Produzcan las aguas seres vivientes, y aves que vuelen sobre la tierra, en la abierta expansión de los cielos Génesis 1:20

Recuerdo una mañana de verano cuando mi hija Madelene recién había nacido. Ese día se despertó inquieta y no dejaba de llorar pero, cuando fui a atenderla, me di cuenta de que se calmaba al oír los cantos de los pajaritos que anidaban en las ramas de un árbol que estaba frente a la ventana. Entonces, aprendí que ¡el canto de los pajaritos podía calmar el llanto de un bebé!

La Biblia relata que, en el quinto día, Dios creó los animales del mar y toda ave que vuela sobre la tierra. Al final del día, Dios vio que todo era bueno. A pesar de que el mundo en el que vivimos ahora está muy cambiado respecto a su origen, todavía el Señor lo viste de hermosura, con árboles verdes y altos donde muchos animales encuentran refugio. Por doquier hay flores delicadas que embellecen los valles, y aun nuestro jardín. Hay animales de todo tamaño, según su especie, con algunos de los cuales podemos convivir.

Los pajaritos nos despiertan cada mañana con sus hermosos cantos, y el aroma de las flores silvestres inunda los aires con una dulzura que nos transporta a la primera semana de la creación. Y nos recuerda que Dios pronto restaurará esta tierra, y que será aún más bella que al principio.

Querida amiga, te invito a que dispongas un tiempo para disfrutar de la naturaleza con tus hijos. En ella hay mucho que aprender sobre la obra maestra de Dios. Aunque no podemos ahora ver a Jesús cara a cara, él todavía se nos revela por medio de las obras de su creación.

Cantemos hoy el himno n° 65 del Nuevo himnario adventista, “El mundo es de mi Dios”; y mientras prestamos atención a su letra pensemos que, a pesar de que en este mundo hay mucha maldad, aún hay rincones donde podemos encontrar paz y seguridad al lado de Jesús.— Ana Arate de Flores.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2015

Jardines DEL ALMA


jueves, 2 de julio de 2015

Imágenes con Frases

Hermosas imágenes con frases restauradoras
que de manera poderosa podrán ayudarnos a reflexionar
y seguir adelante ante cualquier obstáculo que se nos presente,
porque con la ayuda de Dios todo se hará posible.







Satanás y la triple unión


Y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia. Apocalipsis 13:4.

“Tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón”. Apocalipsis 13:11. Aunque profesan ser seguidores del Cordero de Dios, los hombres se llenan del espíritu del dragón. Profesan ser mansos y humildes pero hablan y legislan con el espíritu de Satanás, demostrando con sus actos que son todo lo contrario de lo que afirman ser. Este poder semejante a un cordero se une con el dragón para hacer guerra contra los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo. Y Satanás se une con los protestantes y los papistas, obrando en armonía con ellos como príncipe de este mundo, e imponiéndose a los hombres como si ellos fueran súbditos de su reino y él estuviera facultado para manejarlos, gobernarlos y controlarlos a su antojo. Si los hombres se oponen a pisotear los mandamientos de Dios, entonces se revela el espíritu del dragón. Se los encarcela, se los lleva ante los tribunales y se les imponen multas. “Hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente”. Vers. 16. “Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase”.Vers. 15. Así usurpa Satanás las prerrogativas de Jehová. El hombre de pecado se instala en el sitial de Dios, proclamándose Dios y obrando por sobre Dios.

Existe un marcado contraste entre los que tienen el sello de Dios y los que adoran a la bestia y a su imagen. Los fieles siervos del Señor tendrán que soportar la más encarnizada persecución por parte de falsos maestros que no prestarán atención a la Palabra de Dios y pondrán piedras de tropiezo en el camino de los que deseen oírla. Pero el pueblo de Dios no debe temer. Satanás no podrá trasponer su límite. El Señor será el amparo de su pueblo. Considera el daño hecho a sus siervos por causa de la verdad, como inferido a él mismo. Cuando se haya tomado la última decisión, cuando todos se hayan puesto de parte de Cristo y sus mandamientos o de parte del gran Apóstata, Dios se levantará en su poder y los labios de quienes han blasfemado contra él serán acallados para siempre. Todo poder opositor recibirá su castigo.5Carta 28p, 1900.

Devocional Vespertino
“Maranata: El Señor Viene”




¿Que Ha Hecho Dios En Tu Vida? ♥

✿ Suscribete y Recibirás mis Actualizaciones ✿