"Deléitate en el Señor, y el te concederá los deseos de tu Corazón". Salmo 37:4

jueves, 30 de mayo de 2013

✿ Cuidando lo que Dios nos dio ✿


Aquí se nos da únicamente una oportunidad de vida; y la pregunta de todos debiera ser: “¿Cómo puedo invertir mi vida de manera que produzca la mayor ganancia?” La vida es valiosa solo cuando la mejoramos para el beneficio de nuestros congéneres y la gloria de Dios. El cultivo cuidadoso de las habilidades con las que el Señor nos ha dotado, nos calificará para una utilidad más elevada aquí y una vida superior en el mundo venidero.

Para purificar y refinar nuestro carácter, necesitamos de la gracia que nos ha sido dada por Cristo, la cual nos permitirá ver y corregir nuestras deficiencias, y mejorar lo que es sobresaliente. Esta obra, lograda por nosotros mismos en el poder y el nombre de Jesús, será de mayor beneficio para nuestros congéneres que cualquier sermón que podamos predicarles. El ejemplo de una vida bien equilibrada y ordenada es de valor inestimable..

La intemperancia se encuentra en la base de la mayor parte de los males de la vida… No hablamos de intemperancia limitada únicamente al uso de licores embriagantes; tiene un significado más amplio, que incluye la indulgencia dañina de cualquier apetito o pasión… Si los apetitos y las pasiones estuvieran bajo el control de la razón santificada, la sociedad presentaría un aspecto ampliamente diferente. Muchas cosas que generalmente son convertidas en artículos de la dieta no son aptas como alimento; su sabor no es natural, sino que se ha cultivado. El alimento estimulante crea un deseo por estimulantes aún más fuertes.

¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? (1 Corintios 3:16).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

✿ Espero que te haya gustado esta entrada y te haya sido de gran Bendición para tu vida. ✿ Dios te Bendiga Hoy y Siempre ✿

Gracias por tu linda visita ♡

¿Que Ha Hecho Dios En Tu Vida? ♥

✿ Suscribete y Recibirás mis Actualizaciones ✿