"Deléitate en el Señor, y el te concederá los deseos de tu Corazón". Salmo 37:4

jueves, 1 de agosto de 2013

¡Digamoslo Tal Cual!

;coraz;coraz
Temed a Dios, y dadle Gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo
 y la tierra; el mar y las fuentes de las aguas.
(Apocalipsis 14: 7).

Nuestro texto de hoy contiene una Palabra que muchos honestos buscadores de Dios han malinterpretado. Para ellos, "Temer" a Dios significa estar legítimamente miedosos de El: ¡El es Dios! ¡Y destruye a los pecadores! ¿Que sucede entonces cuando descubres que El nos ama? ¿Que ya no necesitamos tenerle miedo? ¿Espera El que volvamos al temor para darle el debido respeto?
Permitaseme decir ahora mismo que si estamos temerosos de Dios, ¡no podemos glorificarlo apropiadamente! (Véase 1 Juan 4: 16, 19).

La palabras "temor" aquí significa respeto. "Temed a Dios, y dadle gloria" es la experiencia de aprender a conocer a Dios tan bien, que nuestro corazón palpite con el mas profundo amor y reverencia.
Es nuestro mas alto gozo y mas selecto privilegio darlo a conocer a quien aun están atemorizados por su exaltación. Literalmente le daremos gloria al atribuirle correctamente su maravilloso carácter. El ha sido malinterpretado ante la raza humana desde el Edén. Pero "La hora de su juicio ha llegado", ¡y somos los testigos de su carácter!
Se nos ha dado también el privilegio de adorarlo. No se trata de "arrastrarse por el polvo" servilmente. Antes bien, así como el digno y vehemente saludo que se da a un rey que vuelve victorioso de una feroz batalla, podemos rendir homenaje al gran Dios que es nuestro Padre y nuestro Amigo.

¡Esta es la mejor noticia en la que puedo pensar!

;corazDios te Bendiga Grandemente;coraz


No hay comentarios:

Publicar un comentario

✿ Espero que te haya gustado esta entrada y te haya sido de gran Bendición para tu vida. ✿ Dios te Bendiga Hoy y Siempre ✿

¿Que Ha Hecho Dios En Tu Vida? ♥

✿ Suscribete y Recibirás mis Actualizaciones ✿