"Deléitate en el Señor, y el te concederá los deseos de tu Corazón". Salmo 37:4

jueves, 15 de agosto de 2013

El crecimiento cristiano es el resultado de nuestra permanencia y confianza en Jesús


“Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo”
(Efe.4:13-14) “
En el don incomparable de su Hijo, ha rodeado Dios al mundo entero en una atmósfera de gracia tan real como el aire que circula en derredor del globo. Todos los que quisieren respirar esta atmósfera vivificante vivirán y crecerán hasta la estatura de hombres y mujeres en Cristo Jesús. 
Como la flor se torna hacia el sol, a fin de que los brillantes rayos la ayuden a perfeccionar su belleza y simetría, así debemos tornarnos hacia el Sol de Justicia, a fin de que la luz celestial brille sobre nosotros, para que nuestro carácter se transforme a la imagen de Cristo”(El Camino a Cristo, p. 68)       
 Cuando el comienzo de la vida cristiana se describe como un nuevo nacimiento y el creyente nuevo es considerado un bebé en Cristo, es importante que cada cristiano sea alimentado y tenga la oportunidad de crecer, para alcanzar la madurez espiritual.       
Dios quiere que todos crezcan hasta la estatura plena de la naturaleza humana de Cristo para "que ya no seamos  niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina" (Efe. 4: 14).
El apóstol piensa que ha llegado el tiempo para que avancen y abandonen sus hábitos infantiles y se conviertan en adultos espirituales. v        
Los cristianos "recién nacidos" tienen poca experiencia y conocimiento en la vida cristiana (Mat. 18: 3).      
 La metáfora de  leche espiritual significa los principios sencillos, elementales y fundamentales del Evangelio (Hech. 6: 1-2). 
       
Pedro se refiere al alimento espiritual que se encuentra en la "palabra de Dios" 
(1 Ped. 1: 23, 25).  Pedro usa el sustantivo "leche" para significar el alimento espiritual que necesitan todos los cristianos durante toda su vida; pero el autor de Hebreos o sea Pablo compara la "leche" con las doctrinas más elementales, como algo a lo cual debe añadirse tan pronto como sea posible el "alimento sólido" (Heb. 5: 12 - 6: 2).        
 La nutrición espiritual es imprescindible para el crecimiento espiritual.        
La salvación es la meta y la recompensa de todos los que viven en armonía con la instrucción de la Palabra de Dios. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

✿ Espero que te haya gustado esta entrada y te haya sido de gran Bendición para tu vida. ✿ Dios te Bendiga Hoy y Siempre ✿

Gracias por tu linda visita ♡

¿Que Ha Hecho Dios En Tu Vida? ♥

✿ Suscribete y Recibirás mis Actualizaciones ✿