"Deléitate en el Señor, y el te concederá los deseos de tu Corazón". Salmo 37:4

domingo, 26 de enero de 2014

Bueno es Dios

“Bueno es Jehová a los que en él esperan, al alma que le busca”. Lamentaciones 3:25

Me parecen maravillosos los himnos y cantos de la iglesia.

Cuando era pequeña, había uno que me gustaba especialmente: “Tu misericordia incomprensible es, Señor.

Grande es tu amor por mí, no lo alcanzo a comprender, Señor”.

¡Qué maravilloso! Dios no solo es bueno per se, sino es bueno con aquellos que lo buscan. Si bien esa búsqueda debería ser constante, hay situaciones que nos llevan a valorar mucho más ese encuentro con la misericordia de Dios.

Hace unos años experimenté un gran quebranto de salud, lo que me produjo mucho dolor y una profunda tristeza: me diagnosticaron un problema cardíaco. Mi mundo se desplomó. De pronto, las tareas más fáciles se convirtieron en pesadas cargas. Debía someterme a un tratamiento continuo. Todo a mi entorno cambió. ¿Qué pasó? ¿Cómo fue? Si siempre había tenido una constante comunión con mi Padre celestial, ¿por qué esto? ¿Por qué yo?

Postrarme de rodillas fue lo que me dio valor. Después de llorar mucho, pude entender que así como tenemos quien nos ama, hay otro ser que desea vernos caer, y lo que es peor, busca desesperadamente que nos rebelemos ante Dios y, si es posible, nos olvidemos de él.

En esos momentos de gran dificultad, esperar en Jehová era todo para mí. Entregar mi vida a Dios fue decirle que hiciera su voluntad. Mil veces repetí las palabras de David: “Encomienda a Jehová tú camino, y confía en él; y él hará… Guarda silencio ante Jehová y espera en él” (Sal. 37:5, 7).

Han pasado más de dos años desde aquel diagnóstico, y estoy convencida de que el Señor ha obrado en mi salud de manera milagrosa. ¡Qué confortante fue comprobar que Dios intervenía en mi vida directamente!

Se volvió real cuando le abrí mi corazón, le encomendé mi camino y esperé su voluntad.

Si estás pasando momentos de gran dificultad y no logras entender la razón de tu situación, espera en Jehová, búscalo, llora con él, no te afanes, deja tu vida en sus manos y verás que al final del camino Jesús te mostrará una luz aún en la más densa oscuridad.

Que este día sea de gran bendición para ti y los tuyos. Que Dios haga latir en ti un nuevo corazón y te permita experimentar su bondad.

Alexandra Aguilar de Mosquera, Ecuador

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2014

DE MUJER A MUJER

Recopilado por: Pilar Calle de Henger

No hay comentarios:

Publicar un comentario

✿ Espero que te haya gustado esta entrada y te haya sido de gran Bendición para tu vida. ✿ Dios te Bendiga Hoy y Siempre ✿

¿Que Ha Hecho Dios En Tu Vida? ♥

✿ Suscribete y Recibirás mis Actualizaciones ✿